Con el anuncio de una nueva coalición que busca un «trato más justo» para las empresas que usan la App Store, especialmente suscripciones y pagos dentro de las aplicaciones, estaba un actor curioso: Match Group, dueños de Tinder, Meetic y OKCupid.

¿Qué hace una app de citas junto a Spotify, Epic Games, Deezer o ProtonMail? Desde un punto de vista de modelo de negocio es una postura extraña.

La respuesta recae sobre los resultados financieros de la empresa en cuarto trimestre de 2019 cuando no cumplieron con las expectativas de Wall Street y reportaron menos ingresos de los esperados.

En aquel momento Match Group explicó que el impacto tiene relación directa con un cambio en el funcionamiento del App Store de Apple. Con la salida de iOS 13 se simplificó el proceso de cancelación de servicios de pago para los usuarios de la plataforma.

«Hay un incremento en las cancelaciones de Tinder Gold en iOS», explicó Gary Swidler, CFO de Match Group. Tinder Gold es el servicio premium de la app que permite ver —o que te vean— más personas en menos tiempo o saber a quién le gustas. «Empezó a suceder desde que Apple hizo cambios en el funcionamiento de la App Store, lo cual está afectando nuestros números en el cuarto trimestre fiscal».

En aquella época, Tinder había aumentado unos 437.000 suscriptores durante el trimestre, casi 66.000 menos, en comparación con el tercer trimestre, que fueron 503.000.

En definitiva: Tinder quisiera que a sus usuarios les resulte mucho más difícil cancelar el servicio para intentar retenerlos durante más tiempo y ganar más dinero. No porque el servicio es bueno o efectivo, sino por la fricción que genera el proceso para dejar de pagar.

Y esa es la razón por la cual tenemos a Tinder en esta coalición junto a Spotify, Deezer o Epic.

El comportamiento de Tinder: más común de lo que imaginas

Se podría discutir durante horas si ese 30% que Apple cobra a los desarrolladores por cada transacción, a cambio el uso libre de la App Store, es alto o bajo. Se podría discutir por meses si 30% es mucho o poco a cambio de que los desarrolladores no tengan que crear su propia plataforma de distribución y cobro por descargar aplicaciones o hacer pagos dentro de ellas.

Donde no hay discusión es que, desde un punto de vista del usuario, la App Store no tiene rival. Nos deja tranquilos que lo que descarguemos no va a obtener nuestros datos sin permiso, no tenemos que poner nuestros datos de tarjeta de crédito en webs o servicios desconocidos, podemos pagar con tranquilidad, en un solo paso y cancelar rápido. Además, el catálogo está centralizado en un solo lugar.

Tampoco hay discusión en el hecho que son muchísimas las empresas que agregan complejidad a los procesos de cancelación de servicios. El objetivo es únicamente intentar que un porcentaje de su base de usuarios siga pagando y no se vaya tan rápido.

Nunca está de más preguntarse qué motiva y cuáles son realmente las razones detrás de este tipo de coaliciones, sobre todo porque piden el apoyo de la opinión popular, pero el usuario no verá beneficio real si hay cambios.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.