Elon Musk ha vuelto a cambiar la fecha de la llegada definitiva de la conducción autónoma total en los vehículos de Tesla. En este punto han sido tantas las promesas que empieza a ser difícil de seguir la pista.

Tanto Musk como la web de Tesla prometieron la llegada de conducción autónoma total tanto en autopistas como en ciudades antes que acabe el 2019. El año acabó y la actualización prometida nunca llegó.

A lo largo de 2020 Elon Musk ha dado algunas fechas en su cuenta de Twitter. En febrero aceptó que tenían que reescribir todo el código del Autopilot para conseguirlo. En marzo dijo que una vez terminado el proceso, ofrecerían nuevas funcionalidades con mucha mayor velocidad.

En junio de 2020 Musk prometió la conducción autónoma total en 2 a 4 meses. En julio aseguró que sí o sí, llegaría en 2020. Pero el 14 de agosto dijo que la primera beta llegaría en 6 a 10 semanas.

El CEO de Tesla manifestó que la diferencia entre el código viejo y el código nuevo será un "salto cuántico", con una arquitectura completamente diferente. También aseguró que viaja de casa a la oficina prácticamente sin intervención alguna.

Ahora asegura que la primera beta privada llegará en 2 a 4 semanas, después una beta pública en 4 a 6 semanas y que todos los dueños de un Tesla en Estados Unidos lo tendrían a mediados de diciembre.

¿Mi consejo? Ajustemos expectativas. No veremos la conducción autónoma total real en muchos, muchos años. De hecho estoy casi convencido que a mediados de diciembre veremos un sistema básico de asistencia en conducción dentro de ciudad un poco más sofisticado que el actual, no mucho más.

Todas las promesas incumplidas de Elon Musk sobre la conducción autónoma total