Tesla está «muy cerca» de conseguir el nivel 5 de autonomía en la conducción según Elon Musk. Lo ha dicho por medio de un mensaje de video durante la Conferencia Internacional de Inteligencia Artificial (WAIC) en Shanghai.

Estoy extremadamente confiado que el nivel 5 o la conducción autónoma total sucederá muy pronto. Conseguiremos las funcionalidades básicas para el nivel 5 de autonomía a lo largo de 2020.

Todos los Tesla son fabricados con doce sensores ultrasónicos, cámaras frontales, traseras y laterales para una visión de 360º y un radar frontal. La combinación de estos componentes, junto con un poderoso ordenador —mejor conocido como Hardware 3.0— sería capaz de conseguir la ansiada conducción autónoma total.

¿El problema? Constantes promesas incumplidas por parte de Elon Musk o de Tesla sobre la fecha real en que los vehículos del fabricante californiano podrán conducir sin intervención o atención alguna de un humano.

5 años de promesas incumplidas sobre la conducción autónoma total

Tesla y Elon Musk llevan al menos cinco años prometiendo que la conducción autónoma total llegará a sus vehículos. La última que lo hicieron fue en febrero de 2019 cuando contestó una entrevista para el podcast de ARK Invest.

Creo que tendremos conducción autónoma total para finales de este 2019. Eso significa que el coche de Tesla puede encontrarse contigo en un parking, recogerte, llevarte hasta tu destino sin intervención humana»

La web y el configurador de Tesla también prometían la llegada de la conducción autónoma total antes que acabe 2019. Cuando llegó 2020, cambió a un simple «Próximamente».

La primera vez que Musk prometió el nivel 5 de autonomía fue en 2015 cuando aseguró que la funcionalidad llegaría en 2017. Poco después empezaron a fabricar sus vehículos con otros sensores más avanzados, puesto que los anteriores eran insuficientes.

Algo similar ocurrió con el hardware necesario para procesar datos y mantener la conducción autónoma. En 2019 anunciaron el «ordenador FSD» con el cual, supuestamente, lo conseguirán.

Entre sus componentes están dos microprocesadores de 14 nanómetros —diseñados por Tesla— capaces de procesar 72 teraoperaciones por segundo, cada uno. También tiene una GPU que se compone de 12 nucleos funcionando a 2,2 GHz. En conjunto, es capaz de procesar 2.300 fotogramas por segundo.

El objetivo es controlar tanto el software como el hardware para poder innovar al ritmo necesario para conseguir la conducción autónoma total lo antes posible. El objetivo final de Tesla es simular lo que un LIDAR es capaz de hacer en la actualidad.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.