reservar la Xbox Series X
– Sep 8, 2020, 22:19 (CET)

Estas son las diferencias entre la Xbox Series X y la Xbox Series S que debes saber

Ahora que sabemos gran parte de las características de la Xbox Series S, ya es posible compararla con la Xbox Series X e identificar sus diferencias. Te las contamos.

Actualización: Esta publicación ya muestra las especificaciones oficiales de Xbox Series S.

Microsoft terminó con la ola de especulación y finalmente hizo oficial su consola económica de próxima generación, la Xbox Series S. Los de Redmond, además, profundizaron en gran parte de sus especificaciones a través del primer vídeo promocional de dicho hardware, el cual se filtró un día antes del anuncio oficial. Así pues, ahora es posible compararla con la hermana mayor, la Xbox Series X, e identificar sus diferencias más allá del diseño y precio.

Antes de continuar, es importante dejar claro que las nuevas consolas de la compañía apuntan a públicos distintos. Xbox Series X se presenta como el producto ideal para todos aquellos que desean experimentar las últimas novedades técnicas de la plataforma. Es decir, el apartado visual impulsado por los 12 Teraflops. Por su parte, la Xbox Series S está enfocada en las personas que, si bien desean disfrutar los juegos next-gen, no están interesadas en tener los gráficos más avanzados que ofrecerán las consolas.

CPU y GPU

El CPU es casi el mismo que integra la Xbox Series X, salvo por una diferencia mínima en la velocidad. Por consiguiente, en ambas encontraríamos un procesador AMD Zen 2 personalizado, 8 núcleos, 16 hilos y una frecuencia de reloj fija de 3,8GHz y 3,6Hz, respectivamente para Series X y Series S. No obstante, es en la GPU donde aparece la primera gran diferencia. La Series X brindará un rendimiento promedio de 12 Teraflops con 52 CU a 1.825GHz, mientras que el modelo económico llegaría a los 4,2 Teraflops con 20 CU.

¿En qué se reflejará esa desigualdad en la GPU? La Xbox Series X promete desplegar juegos con resolución nativa 4K y hasta 120 FPS —incluso soporte para 8K—. La Xbox Series S disminuye la resolución a 1440p, pero mantiene la tasa de 120 FPS y el Ray Tracing. Eso sí, Microsoft afirma que la segunda podrá ofrecer juegos 4K con reescalado. Si eres de las personas que no posee un televisor 4K y no piensa adquirir uno en el corto plazo, la Series S es una excelente opción de compra.

RAM y almacenamiento SSD

Pasando a las memorias, la Xbox Series X incorpora 16 GB de RAM GDDR6 y almacenamiento interno SSD NVME de 1 TB, mientras que la Xbox Series S alcanza los 10 GB de RAM GDDR6 y SSD NVME de 512 GB. Quizá es última cifra sea la principal desventaja de Series S, pues estamos hablando de una consola que apuesta enteramente por el formato digital y depende del espacio de almacenamiento, mismo que puede ser ampliado a través de unidades SSD externas de 1 TB que Microsoft venderá por separado junto a Seagate.

Precios y disponibilidad

Aquí es clave señalar que la Xbox Series S no integra unidad de discos; tenlo en cuenta si tienes juegos físicos en tu Xbox One y deseas aprovechar la retrocompatibilidad de las nuevas consolas. Se espera que la Xbox Series X y Xbox Series S lleguen al mercado el próximo 10 de noviembre por 499 y 299 dólares, respectivamente. En la tabla inferior puedes consultar todas las características ya confirmadas de ambas propuestas.

Xbox Series X Xbox Series S
CPU AMD Zen 2 personalizado con 8 núcleos, 16 hilos y frecuencia de reloj de 3,8GHz AMD Zen 2 personalizado con 8 núcleos, 16 hilos y frecuencia de reloj de 3.6Hz
GPU AMD con arquitectura RDNA 2 personalizada, 52 unidades de cómputo a 1,825 GHz y 12 Teraflops. Soporte para Ray Tracing AMD con arquitectura RDNA 2 personalizada, 20 unidades de cómputo a 1,550GHz y 4 Teraflops. Soporte para Ray Tracing
Rendimiento de juegos 4K y hasta 120 FPS 1440 y hasta 120 FPS. 4K Reescalado
Memoria RAM 16GB GDDR6 10 GDDR6
Almacenamiento interno SSD NVMe de 1 TB SSD NVMe de 512 GB
Almacenamiento expandible Tarjeta de memoria Seagate de 1 TB Tarjeta de memoria Seagate de 1 TB
Unidad óptica 4K UHD Blu-ray No tiene
Precio 499 dólares/euros, $13,999 en México 299 dólares/euros, $8,499 en México
Disponibilidad 10 de noviembre 10 de noviembre