Si teníamos poco con las imágenes retocadas con Photoshop o similares, de un tiempo a esta parte nos hemos topado con avances en el retoque de vídeo hasta el punto de surgir lo que conocemos como deepfakes, que emplea el deep learning, un área de la inteligencia artificial, para obtener vídeos falsos.

Esta técnica no es nueva, sí hace poco que se han logrado niveles de veracidad en los que resulta complicado discernir un vídeo original de su deepfake. Y aunque su uso original fue el cine, pronto ha llegado a ser empleado para la difusión de fake news o bulos en redes sociales.

Con todo, los deepfakes bien usados pueden ser divertidos y crear así memes y vídeos graciosos para compartir con tus amigos y conocidos. Es más, en las tiendas de aplicaciones encontrarás apps móviles, gratuitas y de pago, que te permiten crear deepfakes fácilmente desde tu teléfono inteligente en cuestión de minutos. Puede que el resultado no sea preciso al 100%, pero seguro que te echarás unas risas.

Morphin

Gratuita, para iPhone y Android y, en principio, sin anuncios. Morphin es una aplicación que tiene como lema “sé el GIF”. Su misión, integrar tu cara o una fotografía cualquiera en una animación GIF de las muchas que puedes encontrar en redes sociales.

Todo gira entorno a tu rostro. A partir de una imagen, recrea tu cara y la coloca donde quieras, tanto en imágenes estáticas como en animaciones. Depende del caso quedará mejor o peor, pero en general el resultado es divertido. Además, puedes buscar escenarios donde integrarte gracias a su buscador integrado.

Si quedas satisfecho con los deepfakes creados con Morphin podrás difundirlos a través de otras aplicaciones gracias al menú Compartir de iPhone y Android. Así, tendrás ocasión de compartir tus deepfakes en WhatsApp, Instagram o donde quieras.

El único defecto de Morphin es que la mayoría de deepfakes o face swaps acaban siendo animaciones 3D más que imagen real. Tampoco se le puede pedir más.

Relacionado con Morphin encontramos la página web AvengeThem, que permite añadir tu cara a escenas de las películas de la saga Avengers de Marvel. En tan solo tres pasos.

Reface / Doublicat

Si buscas algo más elaborado o realista tenemos Reface, que antes se llamaba Doublicat. También para iPhone y Android, la app es gratuita con limitaciones, financiándose mediante publicidad y con pagos para usarla sin límites.

A partir de tu cara, en fotografía o capturada al momento, esta app aplica tu rostro a vídeos sin alterar prácticamente nada. Funciona tanto para vídeos como para animaciones GIF. Y para ello, cuenta con un catálogo de vídeos que se amplía cada día y que incluye actuaciones de famosos, escenas de películas…

Aunque hay excepciones, por regla general Reface es más realista que otras opciones. Y como ocurre con apps por el estilo, permite exportar el vídeo o GIF para compartirlo en redes sociales con amigos y conocidos.

Familiar

Hace tiempo hablé de Familiar, otra app móvil con la que realizar deepfakes o face swaps colocando tu cara en animaciones GIF.

Disponible para iPhone y Android, su funcionamiento es similar al de las aplicaciones anteriores. Eliges tu cara a partir de una fotografía guardada o realizada al momento y luego la combinas con un GIF de entre los que ofrece la propia aplicación.

El resultado puede variar. En ocasiones deberás intentarlo varias veces hasta lograr un deepfake en condiciones. En cualquier caso, te vas a echar unas risas experimentando con Familiar.

DeepFaceLab

Pero si quieres crear deepfakes profesionales, DeepFaceLab es la solución. Este software para Windows y Linux es el responsable de más del 95% de deepfakes que encontrarás en internet, según sus responsables. Y lo mejor es que es gratuita.

Eso sí, su uso no es tan simple como las aplicaciones móviles que hemos visto. Se trata de un software que permite emplear tus propios vídeos y que requiere que proceses la imagen a incluir marcando los bordes de manera manual.

Con pericia y paciencia, DeepFaceLab te ayudará a generar deepfakes muy logrados que podrás subir a YouTube o a Facebook. Y para ayudarte, la página oficial cuenta con varios tutoriales y documentación de ayuda.

FaceSwap

Y terminamos esta selección con FaceSwap, un software de deepfakes repleto de opciones para crear vídeos muy realistas como ocurre con propuestas como DeepFaceLab.

Puedes descargar FaceSwap tanto en Windows como en Linux. La app es gratuita y de código abierto, de manera que puedes usarla libremente. En caso que tengas dudas, la página oficial dispone de varios tutoriales y guías. También tiene un foro donde resolver dudas.

FaceSwap permite personalizar y afinar el retoque con sus muchos controles y funciones. Requiere tiempo sacarle partido pero los resultados no defraudan.