Las aplicaciones móviles que pueblan App Store y Google Play se las ven y se las desean para ocupar los primeros puestos y no caer en el olvido. La competencia es fiera y no sólo hay que ser el mejor en tu categoría, también hay que sorprender al público.

El retoque fotográfico, por ejemplo. La tecnología actual, en forma de software, ha evolucionado tanto que basta con pulsar encima de una imagen para recortar el fondo, eliminar una mancha o realizar tus ojos, nariz o boca.

Y qué decir de los deepfakes, tan de moda últimamente. Gracias a esta tecnología se puede colocar una cara encima de otra y que parezca que quien habla es un político, actor o famoso en vez de ser tú mismo.

Pues bien. Este tipo de aplicaciones están al alcance de cualquiera. Una de las novedades a este respecto es Familiar, una app para iPhone y Android que permite añadir tu cara o la de cualquiera a un GIF cualquiera y hacer faceswap, o en castellano, intercambio de caras.

Faceswap automático

Su funcionamiento no podía ser más simple. Primero añades la imagen de un rostro o cara en Familiar. Basta una fotografía cualquiera que tengas guardada o que hagas en ese momento. El segundo paso es encontrar el GIF deseado. Para ello, Familiar tiene su propio buscador de GIFs.

Y ya está. De realizar el cambio de caras se encarga la propia aplicación. El proceso tiene una duración de entre 30 segundos y un minuto, y dependiendo de la calidad de la imagen y del GIF, el resultado es entre cómico y espectacular.

Sus responsables son Coinspring, una empresa afincada en Nueva York que ya cuenta con otra app en las tiendas de aplicaciones móviles. Se llama también Coinspring y sirve para invertir en criptomonedas como Bitcoin o Ethereum. O servía, ya que aunque su versión Android sigue en Google Play, la versión para iPhone fue retirada.

En cuanto a Familiar, puedes descargarla para iPhone y Android de manera gratuita, si bien cuenta con micropagos dentro de la aplicación en caso que quieras quitar las marcas de agua o crear más de un GIF a la vez.

Si te preocupa tu privacidad, al abrir por primera vez la aplicación verás un mensaje donde sus responsables afirman que no compartirán tus imágenes con nadie. También dicen que no recopilan ni almacenan datos faciales. Es más, en su sección de preguntas frecuentes recalcan que tienen su sede en Estados Unidos y que no tienen conexiones con “gobiernos rivales”.

👇 Más en Hipertextual