Hasta hace unos años, Ben Heck era el referente cuando de modificaciones de consolas de videojuegos se trataba. La competencia ahora es reñida y prueba de ello es la Wiiboy Color, un mod de una Nintendo Wii que tiene el tamaño de una Game Boy Color.

En los foros de BitBuild, el modder GingerofMods mostró el proceso completo para crear una Wiiboy Color, que incluyó la creación de un chasis especial para albergar los componentes. Su creador se valió de un programa CAD para diseñar la carcasa de la consola portátil que posteriormente imprimió en 3D.

La Wiiboy Color cuenta con una pantalla IPS de 3,5 pulgadas con resolución 480p, la cual es perfecta para jugar los títulos de Wii, Gamecube y los retrocompatibles. GingerofMods menciona que recortar la tarjeta madre de la Wii es sencillo, aunque se requiere hackear el software de la consola. Todos los componentes se conectan por medio de placas personalizadas.

Por dentro se ha integrado un pequeño stick USB para almacenar los juegos que se conecta por medio de un cable USB-C al ordenador. Este cable sirve tanto para transferir información como para cargar la consola portátil. Junto al puerto externo se ubica un conector de 3,5 mm para auriculares, ya que la consola solo cuenta con un altavoz frontal.

Su creador echó mano de diversos componentes, como los botones de una Nintendo DS Lite y las palancas de los Wiimote. Por dentro cuenta con los circuitos de un mando de Gamecube. Debido a que la Wii utiliza los mandos Bluetooth fue necesario realizar ajustes al software para emular los movimientos. La configuración se completa con dos triggers y dos botones Z en la parte trasera.

El tiempo de autonomía es de entre dos y tres horas. Su creador dice que la ventaja de contar con un puerto USB-C es que puede conectarla a una batería portátil para seguir jugando. Esto sin duda que es un avance frente a las portátiles de Nintendo. Otra característica interesante es que se puede conectar a otra Wii para continuar jugando en una pantalla grande.

GingerofMods no considera completo el trabajo, puesto que todavía hay algunas modificaciones que hacer para considerarlo un producto de venta al público. Para hacerse una idea, el proceso completo desde su anuncio en el foro hasta el resultado final tomó 9 meses. Una segunda versión se produciría más rápido puesto que los moldes en 3D están listos y ya no es necesario hacer pruebas con diversos diseños de placas.

Su creador dice que debido al costo de los componentes y la mano de obra, el precio de estas consolas es premium. En caso que estés interesado en adquirir un Wiiboy Color puedes enviarle un mensaje en Instagram o Twitter.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.