Después de 13 años y un historial lleno de éxitos, la Wii finalmente comenzará a despedirse el próximo 31 de marzo. Y es que Nintendo anunció que dejará de ofrecer soporte técnico para la consola a partir de la fecha indicada. Cabe señalar que, aunque la medida solo se aplica para Japón, que era la última región en seguir brindando reparaciones de manera oficial, la terminación del programa podría impactar en otros territorios.

Como ocurre con cualquier otra consola antigua, en determinado momento comienza a ser complicado adquirir las componentes necesarios para realizar una reparación, pues los proveedores están enfocados en suplir tecnologías modernas para productos más recientes. Nintendo afirma que esta situación complicó mantener el programa de soporte en marcha, por esa razón decidieron finalizarlo.

Evidentemente, esto afectaría a negocios que ofrecen el servicio de compostura, incluso fuera de Japón. La compañía de Kioto aclaró, eso sí, que la fecha puede ser adelantada si el inventario de piezas se agota antes de lo esperado Al ser un día significativo en el ciclo de vida de la Wii, Nintendo aprovechó el anuncio para agradecer a los clientes que confiaron en su hardware desde que llegó el mercado en 2006.

Tras encontrarse con un camino lleno de obstáculos con la GameCube, Nintendo nuevamente alcanzó la cima del éxito con la Wii, una consola que propuso una nueva manera de jugar gracias al Wii Remote, su controlador con sensores de movimiento. Pese a su limitado rendimiento técnico, el hardware fue capaz de plantar cara a la Xbox 360 y PlayStation 3. En total, la Wii vendió 101 millones de unidades en todo el mundo.

Por desgracia para la empresa, no fue posible replicar ese triunfo con la consola sucesora, la Wii U. Una desastrosa estrategia de marketing, acompañada de un precio por encima del esperado, originaron un fracaso inmediato para Nintendo. No obstante, lograron levantarse en 2013 con el lanzamiento de la Switch, un hardware que sigue ocupando los primeros lugares de ventas en la actualidad.