En abril de 2019 Tesla presentó el Hardware 3.0, el componente responsable de hacer que sus vehículos sean capaces de recorrer ciudades y autopistas de forma totalmente autónoma.

El objetivo era dejar de depender de terceros —en este caso NVIDIA— y ser capaces de controlar la totalidad de la cadena de valor tanto de software como de hardware. El nuevo componente es 21 veces más eficiente a la hora de hacer cálculos por segundo para tomar decisiones

A partir de la presentación, todos los Tesla nuevos vienen con el Hardware 3.0 y aquellos que compraron el paquete de conducción autónoma total y tienen el Hardware 2.0 o 2.5 reciben una actualización gratuita, que está en curso actualmente en Estados Unidos, pero no termina de iniciar en otros países donde la compañía comercializa vehículos.

Aún así, Tesla ya está desarrollando el Hardware 4.0 según un reporte de China Times, quienes revelan más detalles de los componentes y plazos de producción (vía Electrek):

De acuerdo a fuentes en la industria, Broadcom y Tesla están cooperando para desarrollar procesadores de alto rendimiento para ser usado en vehículos. Se están fabricando usando el proceso de 7 nanometros de TSMC. La producción inicial será en el cuarto trimestre de 2020 con 50.000 chips. La fabricación en masa iniciaría en el cuarto trimestre de 2021.

Se entiende que los procesadores creados por Broadcom para Tesla serán parte esencial del desarrollo futuro de sistemas de asistencia en la conducción, conducción autónoma, control de transmisión eléctrica y entretenimiento dentro del vehículo.

Hardware 4.0, no antes de 2022

Si la producción en masa inicia durante los últimos tres meses de 2021, el posible Hardware 4.0 en 2022 o 2023. Aún así, esto no es confirmación alguna. Tampoco significa estos futuros procesadores sean capaces de hacer más que los que los producidos actualmente con Samsung para el Hardware 3.0.

Podría tratarse, simplemente, de la constante búsqueda por hacer cada uno de los componentes de los vehículos más eficientes y que consuman menos energía.

Aún así, tiene sentido que Tesla busque innovar cada vez más su tecnología. Dicho eso, la noticia genera dos preguntas importantes:

  1. ¿El Hardware 3.0 no es suficientemente potente para conseguir la conducción autónoma total que Musk lleva años prometiendo?
  2. De la misma forma que hubo retrofit del Hardware 3.0, ¿los propietarios de vehículos Tesla podrán actualizar al Hardware 4.0 y tendrá algún costo asociado?