– Ago 30, 2020, 12:30 (CET)

Los primeros años de Microsoft Word: el procesador de texto más popular

Todo el mundo conoce la marca Microsoft. A algunos les sonará a Windows. A otros a Xbox. A unos terceros, Office es sinónimo de Microsoft. Y dentro de Office, Word o Microsoft Word es un nombre que destaca por sí mismo. El procesador de textos que desbancó a nombres tan imponentes en su momento como WordStar, WordPerfect o Lotus Word Pro. Y aunque hoy hay otras opciones, en su mayoría online, Microsoft Word sigue estando ahí. Viajemos al pasado para ver cómo se gestó su nacimiento.

Junto a Windows e Internet Explorer, puede que Microsoft Office sea el producto de Microsoft más importante de todos los tiempos. Es más, su popularidad se debe en gran parte al sistema operativo que logró hacerse con el favor del público. De ahí que Windows y Office estuvieran inevitablemente asociados. Incluso hoy en día cuando inicias Windows 10 por primera vez aparece un mensaje de Office en el menú de Inicio preguntándote si quieres usar o instalar Office en algunas de sus versiones actuales.

Sin embargo, la historia de Microsoft Word es anterior al propio Microsoft Office. Y anterior también a Windows. Con todo, su popularidad aumentó exponencialmente cuando se unió a otros programas como Excel o PowerPoint y cuando estuvo disponible para el sistema operativo gráfico más usado en ordenadores domésticos durante los 90 en adelante.

Y aunque Word es un nombre que siempre hemos asociado a Microsoft, y técnicamente se creó en sus instalaciones, su origen está asociado más directamente a Xerox, compañía de la que también bebió Apple para crear la interfaz gráfica de los primeros Macintosh y para introducir el ratón como periférico.

Microsoft en la década de los 80

Nuestro viaje empieza en 1981. Ese año, IBM lanza al mercado su computadora IBM 5150. En sus especificaciones destaca el procesador Intel 8088 de, nada más y nada menos que 4,77 MHz. Su memoria es de 16 KB y tiene un precio de 1.565 dólares estadounidenses. Siguiendo con IBM, ésta le encarga a Microsoft crear un sistema operativo y la respuesta es MS-DOS 1.0, renombrado PC-DOS como sistema operativo por defecto de los ordenadores IBM.

Así que partimos de un momento en la historia de la informática en la que los ordenadores se manejan con el teclado introduciendo órdenes. Para hacernos una idea, en abril de 1981, Xerox lanza su estación de trabajo Star con interfaz de usuario. Algo nunca visto hasta entonces y que será la semilla para el sistema operativo gráfico de los Macintosh. Y, a su vez, para Microsoft Windows.

Bill Gates y Paul Allen en 1975

En un artículo anterior sobre Microsoft titulado El nacimiento de Windows NT, el hermano gemelo que lo cambiaría todo, repasé brevemente los inicios de este gigante del software. Se crea en 1975, empieza a despuntar con sus versiones de BASIC y, como dije unas líneas más arriba, en 1981 lanzaron MS-DOS, su sistema operativo para ordenadores domésticos. Más adelante, en 1985, lanzarán Windows 1.0, su primer sistema operativo gráfico. Pero esa es otra historia.

1981 es un año importante para Microsoft. No sólo por el nacimiento de Word. En parte, será un producto más. Ese año destaca más que nada porque una joven Microsoft se introduce de lleno en el negocio de los sistemas operativos domésticos, sector que le dio tanta fama y por el que ha sido siempre conocido. Un apunte, Microsoft ya tenía experiencia en sistemas operativos de la mano de Xenix, su versión de UNIX que vendía a terceros.

El acuerdo con IBM le dará a Microsoft un gran empujón. Se trata de la compañía más importante que fabrica y vende ordenadores domésticos. Por lo que desarrollar para ellos MS-DOS supuso también el desarrollo de programas propios, como BASIC, COBOL o Pascal, entre otros programas ya olvidados en el tiempo. Para hacernos una idea, ese año, Microsoft habrá ganado más de 17 millones de dólares. Para comparar, en 1980 la cifra fue de 8 millones de beneficios. Poco más del doble en tan sólo 12 meses.

De Xerox Bravo a Microsoft Word

Así pues, la década de los 80 no empieza nada mal para Microsoft. Pero dejemos los sistemas operativos por el momento y centrémonos en Microsoft Word. Sus responsables, padres o creadores, serán los programadores Charles Simonyi y Richard Brodie, reclutados directamente por Bill Gates y Paul Allen en 1981.

Su contratación se debe a que ambos, Simonyi y Brodie, trabajaban en Xerox y habían participado en el desarrollo de Xerox Bravo, considerado el primer procesador de textos de tipo WYSIWYG. Este acrónimo, que en inglés es What You See Is What You Get, se puede traducir por “Lo que ves es lo que obtienes”. En la práctica quiere decir que cuando estás editando un documento, verás su resultado final. Algo a lo que hoy estamos acostumbrados pero que entonces no era posible.

Microsoft Word 1.15 DOS
Fuente: WinWorld

Tras dos años de desarrollo, Microsoft logra lanzar Word 1.0, su primer procesador de textos. En concreto, en octubre de 1983, y contará con dos versiones, una para Xenix y otra para MS-DOS. Recordemos que Windows no ve la luz hasta 1985. Precisamente ese año lanzarán Word 1.0 para Macintosh. Curiosamente, no será hasta 1989 que cuente con su propia versión de Word. Es más, sus primeros años son bastante modestos. No será hasta 1990 que Microsoft Word empiece a hacerse popular con ayuda de Windows 3.0.

Hay que tener en cuenta que cuando nace Microsoft Word, ya había procesadores de texto en el mercado. Sin ir más lejos, WordStar era el rey por aquel entonces. Creado en 1978 para sistema operativo CP/M, en 1982 lanzó una versión para MS-DOS, asegurándose el favor de los usuarios de computadoras IBM y similares. Incluso la propia IBM tiene su propio procesador de textos llamado DisplayWrite (1981). Eso sin olvidar a otros contendientes como WordPerfect (1979).

Fuente: Computer History Museum

Como decía, sólo el apoyo de Windows 3.0 a partir de los años 90 logró dar visibilidad Microsoft Word ante la feroz competencia del momento. De ahí que en adelante los lanzamientos de Word y Office estuvieran asociados a los de Windows. Incluso en el branding: Word 95 y Office 95 con Windows 95, Word y Office 2000 con Windows 2000, Word y Office XP con Windows XP… Pero esta historia la contaré en otra ocasión.

Siempre de la mano de Office

La relación de Word con Windows ha sido muy estrecha, pero nada comparable a Office, nombre bajo el que se reúnen los programas de ofimática de Microsoft. Decíamos que Word nació por separado. Su primera versión es de 1983. Office no llegará hasta 1990, año en el que Microsoft presenta su suite ofimática que incluye tanto Word como Excel y PowerPoint.

Lanzada para Windows y Mac, con el tiempo, esta suite irá creciendo con nuevas funciones y programas y ganando reputación. En 1991, por ejemplo, introducirá soporte para correo electrónico, en 1994 soporte para bases de datos con la inclusión de Microsoft Access, etc.

Microsoft Word en la práctica

Pero vayamos a lo concreto, a lo tangible. ¿Cómo eran las primeras versiones de Word? Como dije al principio, el propósito inicial era que Microsoft Word fuera un procesador de textos de tipo WYSIWYG, de manera que lo que veías en pantalla era cómo iba a quedar el texto. Además, las primeras versiones de Word para DOS eran compatibles con el uso de ratón. Incluso podías elegir entre modo texto y modo gráfico, si bien las diferencias entre ambas eran prácticamente imperceptibles.

Fuente: WinWorld

A las funciones básicas, como dar formato al texto, guardar documentos o imprimir, se fueron añadiendo mejoras como contar el número de palabras, corregir el texto de errores gramaticales, protección anticopia, estilos (1985), incluir marcas y hacer uso de macros (1989). También llegarían las vistas previas, la inclusión de imágenes dentro del documento, las tipografías…

A nivel gráfico, poco a poco se fue adaptando a los cambios del momento. Su segunda versión, por ejemplo, añadía soporte para IBM EGA y CGA. En su cuarta versión se adaptó a gráficos IBM VGA… Todo ello manteniendo su modo texto propio de DOS.

Como curiosidad, la versión para Macintosh logró hacer frente a MacWrite, el procesador por defecto de Apple, un software creado en 1984 y que fue cayendo en el olvido a pesar de ser uno de sus primeros programas que aprovechaban la interfaz gráfica. Word le tomó el relevo y supo adaptarse a esta plataforma con una buena organización de menús y el uso de múltiples fuentes de letra. La versión de Word para Windows se beneficiaria de estas novedades gráficas adaptando el procesador en modo texto a un sistema operativo con ventanas y menús.

Nota: Las capturas de pantalla de Microsoft Word que aparecen en este artículo han sido posibles gracias a WinWorld. En este enlace encontrarás más capturas de las primeras versiones de Word en diferentes plataformas, como DOS, Windows, UNIX y Mac.

La imagen de cabecera es propiedad de Quinn Dombrowski.