La vida comercial del Pixel 4 y el Pixel 4 XL ha llegado a su fin. En un comunicado enviado al medio especializado The Verge, Google ha confirmado que la producción de ambos modelos ha terminado para siempre y que el stock remanente en su tienda online ha sido agotado. La compañía, por consiguiente, ha retirado ambos equipos de su tienda online.

El comunicado oficial de la tecnológica es el siguiente:

La Google Store ha vendido todo su inventario y completado las ventas del Pixel 4 / 4 XL. Para aquellos que aún estén interesados en comprar Pixel 4 / 4 XL, el producto está disponible en algunos distribuidores hasta agotar existencias. Como todos los dispositivos Pixel, Pixel 4 seguirá recibiendo actualizaciones de software y seguridad durante al menos tres años desde que este estuvo disponible por primera vez en la Google Store en Estados Unidos.

En España, por el momento, se pueden adquirir ambos modelos desde la tienda online de Google. Tan solo el Pixel 4 XL en color blanco figura como "agotado". En cualquier caso, es probable que también Google retire ambos modelos de su tienda española cuando el stock llegue a su fin, tal y como ha ocurrido en Estados Unidos.

El Pixel 4 desaparece

Google Pixel 4 XL

La retirada del Pixel 4 y el Pixel 4 XL de la tienda estadounidense de Google es un hecho atípico. La marca ha dejado de comercializar ambos modelos antes incluso de lanzar al mercado el Pixel 5, que será presentado en otoño. Temporalmente, por lo tanto, Google no comercializa ningún smartphone de alta gama en su tienda oficial durante los próximos meses.

Otros fabricantes como Apple o Samsung comercializan sus productos incluso después de haber anunciado sus sucesores. Es el caso, por ejemplo, del iPhone XR o del Galaxy S10. Ambos están disponibles en un amplio abanico de distribuidores pese a haber transcurrido más de un año desde su presentación oficial.

Recientemente, Google anunció oficialmente el Pixel 4a, un modelo económico que hereda algunas de las tecnologías del modelo superior, el Pixel 4. Este, no obstante, no estará disponible en algunos mercados –como España– hasta octubre.