Algunos Parques Nacionales de Estados Unidos, como Yellowstone o Yosemite, son entornos casi de ensueño, con paisajes preciosos, que muchas personas sueñan con visitar alguna vez en su vida. También cuentan con especies muy interesantes, tanto de flora como de fauna. Verlas es una experiencia única; aunque, con algunas de las segundas, si la observación tiene lugar demasiado cerca, el ensueño puedo convertirse en pesadilla. Es el caso de los encuentros con osos. Por eso, desde el Servicio de Parques Nacionales (NPS por sus siglas en inglés) del país norteamericano se han lanzado algunos consejos para actuar en estas situaciones.

La publicación, expuesta con un gran sentido del humor, se ha hecho viral en las redes sociales. Desde luego, el tono jocoso no es para menos. Pero, a pesar de todo, lo que se expone no dejan de ser recomendaciones útiles, que vale la pena conocer.

En tus encuentros con osos, no uses amigos como escudo

Sin duda, la recomendación más cómica de las que hace el NPS, es la de no usar a nuestros amigos como escudo: “Por favor, no huyas de los osos ni empujes a tus amigos más lentos en un intento de salvarte”.

Con sentido del humor introducen una de las recomendaciones más comunes de cara a encuentros con osos. De hecho, no correr es también el primer consejo vertido desde la Fundación Io para este tipo de situaciones. Aquí además aconsejan no gritar, pues estos animales rugen antes de atacar, por lo que pueden tomar los gritos como amenazas.

Además, según explican desde el NPS, con ellos ocurre algo similar como con los perros, que tienden a perseguir a los animales que huyen. Por eso, aunque sea extremadamente complicado, hay que intentar mantener la calma, quedarse quieto o andar despacio y hacia los lados, de manera que no se pierda el oso de vista. Buen ejemplo es el de las jóvenes de este vídeo, que utilizan toda su calma para mantenerse estoicas ante la cercanía de uno de estos animales, que aparentemente solo quiere curiosear.

Recuerda que eres una persona

Otro de los graciosos consejos del NPS en su guía de actuación para encuentros con osos es hablar como un humano. El objetivo es evitar sonidos similares a los de los animales, que puedan convertirnos en presas a ojos del depredador.

¿Y si nada de eso sirve?

Finalmente, si lo de mantener la calma no funciona, hay tres vías diferentes. Tanto desde el NPS como desde la Fundación Io recomiendan que, en caso de encuentros con osos pardos, nos hagamos los muertos. Para eso hay que tumbarse muy quietos en el suelo, con las manos entrelazadas detrás del cuello, para proteger la cabeza.

Lamentablemente, esta no es una buena opción si se trata de un oso negro. En este caso, la huida podría ser la única opción, pero solo si tenemos un lugar cercano al que correr. Si no, posiblemente nos cansemos antes que él y el resultado sea desastroso. Tampoco es una buena idea subir a un árbol, pues estos animales son magníficos trepadores.

Finalmente, si no hay más remedio, podríamos tener que luchar. En estos casos, lo recomendable es golpearles la cara y el hocico. Pero, por supuesto, esta debe ser siempre la última opción.

Para terminar, en el NPS recuerdan que para evitar tener que elegir entre hacernos los muertos, permanecer muy quietos o correr a un refugio, lo mejor es seguir los senderos recomendados para evitar encuentros con osos. Pero, sobre todo, vuelven a insistir en que no se hacen responsables de los amigos torpes que se hayan llevado de campamento como cebo contra grizzlies. “PD: Nos disculpamos con los 'amigos' que fueron traídos a una excursión como 'cebo' o fueron sacrificados para salvar al grupo. Os echaremos de menos”.