El youtuber Mimax sabe lo que su audiencia quiere. Cinco días y casi 8 millones de visitas en su vídeo lo demuestran. El ruso Maxim Monakhov ha recreado el clásico experimento de echar Mentos en la Coca-Cola, pero le ha dado su propio toque especial. Ha usado 10.000 litros de bebida. La reacción que se causa al tirar Mentos dentro de la Coca-Cola tiene una explicación científica, ¿cuál es?

Durante cuatro años, Monakhov tuvo un sueño. Un experimento que ha costado unos 9.000 dólares, que puede parecer un precio muy elevado. No obstante, el número de visitas que ya tiene el vídeo y lo espectacular que es el resultado, seguro que le ha merecido la pena al youtuber. Con la ayuda de una decena de personas, Mimax ha sido capaz de realizar y grabar el experimento. Incluso ha usado imágenes a cámara lenta y otras grabadas con dron para que el vídeo quede perfecto.

En el caso del experimento de Mimax no ha usado los clásicos Mentos, pero sí bicarbonato de sodio. Aunque "la reacción química es significativamente diferente a la creada por Mentos, pero en cantidades similares el resultado estético es básicamente el mismo", cuentan desde IFL Science. "He optado por el bicarbonato de sodio porque es más barato", cuenta Mimax en el vídeo.

En las imágenes finales esta diferencia no se aprecia. La Coca-Cola sale disparada hacia arriba por la única salida que tiene la tina. El vídeo de la explosión es, cuanto menos, espectacular.

La ciencia detrás del experimento de Coca-Cola y Mentos

La explosión que causa la combinación de Coca-Cola y Mentos se conoce desde hace décadas. "La combinación de ingredientes crea grandes cantidades de gas de dióxido de carbono, enviando la bebida a los cielos", explican en IFL Science. Este es el resultado de un elemento ácido que se encuentra con otro alcalino.

"Cuando los dos se combinan, el hidrógeno del ácido reacciona con el carbonato y produce el compuesto intermedio bicarbonato, que inmediatamente se descompone en CO2 y agua. La repentina aparición de CO2 obliga al agua a salir de la cuba presurizada y crea una erupción volcánica de cola".

Esta reacción no crea CO2 de la nada sino que simplemente lo libera. Es decir, está contenido en la Coca-Cola. Y la reacción simplemente hace que las burbujas salgan disparadas muy rápidamente.

¿Quieres probar el experimento? Es una reacción muy divertida para hacer con niños. No hace falta que sea Coca-Cola, se puede usar cualquier bebida carbonatada. Eso sí, el experimento no se puede hacer en casa en casa, mejor en un lugar abierto. Y, sobre todo, tener un ojo puesto en los pequeños siempre. ¡A divertirse!

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.