Refrescar el hogar sin aire acondicionado no es fácil, pero tampoco imposible. Es una de las situaciones clásicas del verano, y que es más fácil de resolver con productos como los ventiladores Vornado.

Escuchar hablar de ventiladores en verano puede no parecer la más novedosa de las ideas para combatir el calor, pero todo cambia si se estos son como los mencionados. Porque los diseñados por Vornado están pensados para crear corrientes de aire que permitan enfriar una zona del hogar a través de la circulación constante de este.

En contraposición a los ventiladores tradicionales, estos son pequeños, potentes y no se utilizan enfocando directamente la emisión del aire sobre uno mismo o la zona que se quiera enfriar, sino al contrario. ¿Cómo es esto posible? Los gráficos que acompañan la cabecera de este artículo, así como el que se encuentra bajo estas líneas, lo muestran claramente: se trata de lograr que el aire de toda la estancia se mueva de forma constante, para conseguir así enfriar toda la superficie y no solo un punto.

Así, la clave de los Vornado es colocarlos en la esquina más fría de la habitación y apuntar hacia el extremo opuesto, en diagonal. Su sistema de giro creará entonces una corriente de aire que se distribuirá por toda la estancia. En nuestra experiencia, el resultado es más que satisfactorio.

Diferentes modelos de Vornado

Entre las varias bondades de los Vornado se encuentra que son baratos, si se tiene en cuenta su utilidad. De este modo, no será necesario realizar una gran inversión en un aire acondicionado portátil o en la instalación de uno, pudiendo librarse del calor de los meses de verano con uno de estos aparatos. Una tarea para la que también pueden ser de utilidad los Cold Pot o enfriadores portátiles.

En lo que a estos ventiladores se refiere, es obligatorio mencionar, en primer lugar, el Vornado ZIPPI, plegable y con alas de nylon para evitar que produzca ningún daño. Ideal para ubicarlo en la mesa o llevarlo de viaje. Tiene un precio de 45 euros.

El Vornado 633, por unos 100 euros, es de los que mejor resultado ofrecen en términos generales. Su reducido tamaño permite ubicarlo en cualquier espacio, pero alberga una gran potencia para crear ese "tornado" que estamos buscando.

Si se quieren mejores prestaciones, como más potencia, mando a distancia o un regulador integrado, el Vornado Energy Smart 6303DC se puede encontrar ahora por cerca de 190 €.

Para enfriar estancias más grandes y conseguir un resultado excelente, el Vornado M 84 en forma de torre, por 140 euros, es la elección recomendada.

Si los anteriores nos parecen demasiado caros, existen alternativas como el Honeywell HT900E4 por apenas 30 €. El resultado no es el mismo, pero la diferencia de precio es un aliciente para probarlo.