Uno de las grandes características de los Tesla es la gran capacidad de aceleración gracias al par instantáneo de los motores eléctricos y la distribución de energía directa a las ruedas, en un proceso mucho más simple pero eficiente que los vehículos de combustible.

Eso permite que un coche como el Tesla Model Y, un SUV crossover dirigido a familias sea capaz de acelerar tan rápido como vehículos deportivos de más de 200 mil dólares. Es exactamente lo que Brooks Weisblat, del canal de YouTube DragTimes, quería probar.

Puso frente a frente el Model Y con un Lamborghini Murciélago, que fue fabricado entre 2001 y 2009 y cuenta con un motor V12 y 578 cv de potencia.

Como se puede observar en el video el Model Y vence al Lamborghini y lo logra con algo de ventaja: 11,9 segundos versus 14,1 segundos. Parte de la "culpa" la tuvo un arranque inicial poco efectivo por parte del súperdeportivo, pero no fue capaz de alcanzarlo en ningún momento.

Los resultados de la competencia son especialmente interesantes si comparamos el precio entre ambos vehículos. El Lamborghini, durante su producción costaba 279.000 dólares, mientras que el Model Y Performance se puede comprar por 62.000 dólares.

Esta no será la última prueba de velocidad a la que el nuevo coche de Tesla está sujeto. Tampoco es la primera vez. En próximos meses veremos cómo se enfrenta a una infinidad de vehículos de combustión, tanto deportivos, como modificados o preparados para acelerar aún más rápido. Será interesante ver los resultados.