No es novedad que coches de Tesla sean capaces de competir a vehículos deportivos y superdeportivos en pruebas de aceleración o vueltas en pistas, ¿pero que lo logre un SUV crossover? Sigue sorprendiendo bastante.

Es lo que ha sucedido con una prueba realizada por el Tesla Model Y Performance en la pista de Buttonwillow, al norte de Los Angeles, California.

El vehículo tiene algunas modificaciones realizadas por Unplugged Performance, que se dedica a optimizar Teslas para mayor desempeño competitivo.

Algunos de los cambios que se hicieron:

  • Suspensiones coilover
  • Barras estabiliazdoras
  • Control de suspensión camber arms
  • Frenos de cerámica de seis pistones
  • Llantas de 19 pulgadas UP-03 super livianas

Sin modificaciones el Tesla Model Y es capaz de acelerar de 0 a 100 kilómetros por hora en 3,7 segundos. Pero después de todos los cambios realizados es capaz de acelerar un poco más, mantener y poder tomar curvas a mayores velocidades.

Aunque no han revelado tiempos de aceleración, la vuelta a la pista de Buttonwillow se completó en 2 minutos 1 segundo y 9 centésimas, en línea con deportivos de motor de combustible. De hecho, es más rápido que un Porsche 997 911 Turbo y medio segundo más lento que un Porsche 997 GT3.

Prácticamente todas las modificaciones hechas al Model Y —que apenas se empezó a entregar a nuevos clientes el pasado marzo— están aún en fase de prototipo.

Velocidad y mucho confort

Además de lograr tiempos similares al de un coche deportivo, la ventaja de un SUV eléctrico es el gran espacio interior que tiene. Esto da pie a soluciones creativas para "acampar" dentro del coche y poder pasar toda la noche con la climatización encendida, sin miedo a que pierda mucha carga.

El CEO de Unplugged Performance, Ben Schaffer, compartió esta foto de cómo durmió la noche anterior a la prueba en la pista de Buttonwillow:

Tesla Model Y (colchón)

Es uno de esos colchones enrollables que se han popularizado entre muchos dueños de Tesla por su facilidad de transporte y poder usarlos para descansar dentro del vehículo.

Tesla Model Y: Primeras impresiones