El catálogo Full Frame sin espejo de Sony sigue poblándose. La propia marca reconoce que la expentación sobre una renovación de su cuerpo más resiliente a condiciones de baja luminosidad tiene ya recorrido. Cinco años después de la presentación de la A7s II, la Sony A7s III ve finalmente la luz.

Tras el golpe sobre la mesa por parte de Canon con sus EOS R5 y R6, Sony da finalmente respuesta al nicho entusiasta y semiprofesional de grabación de vídeo en ambientes oscuros.

Sony A7s III, resistiendo a la oscuridad

La cámara con sensibilidad ISO de hasta 409.600 se renueva finalmente, y lo hace manteniendo la relativamente baja resolución que le confiere esta capacidad. Nada de pixel binning, aunque también se esquivan las altísimas resoluciones que ya comenzamos a ver en otras propuestas.

Y es que los 12,1 MP de la Sony A7s Mark III no son suficientes para pelear por la grabación de vídeo en resolución 8K –alcanza el 4K, eso sí–, por lo que se han centrado en las características de última generación esquivando la guerra en esta métrica. A pesar de las similitudes, la Mk III renueva tanto su sensor de imagen como el motor de procesado.

Pantalla articulada de la Sony A7s III
Sony

Esta nueva propuesta lo da todo por la baja luz, lo cual es quizá demasiado para los fotógrafos que prefieran perder parte de esta capacidad en aras de una mayor resolución. Sony afirma que los pixels en la A7s III son hasta cuatro veces mayores en área frente a una cámara de 42 MP como la A7 III o la A7R III.

Por supuesto, cuenta con estabilización de imagen integrada en el cuerpo –IBIS–, que es capaz de corregir hasta 5,5 pasos de vibraciones en la imagen, al igual que el modelo previo.

Todo por el vídeo

En términos de grabación de vídeo, Sony promete hasta 15 pasos de rango dinámico en escena –en S-Log3–, soportando los perfiles de color –10 bits (o 16 bits RAW a medios externos), 4:2:2 HLG HDR– y de gradación de la imagen más modernos. Asimismo, afirman haber renovado el sistema de refrigeración interno de la cámara, con el que es capaz de capturar hasta una hora de vídeo 4K a 60 frames sin interrupciones.

La A7s III es capaz de grabar vídeo 4K en hasta 120 fotogramas por segundo, que ascienden a 240 en el caso del Full HD. Sony afirma que se ha mejorado el rendimiento del enfoque Fast Hybrid AF, que está ahora disponible en todos los modos de disparo. Respecto a esta característica, afirma contar con un rendimiento hasta un 30% superior frente a las generaciones previas y solvente incluso en situaciones con iluminación pobre.

El nuevo sensor retroiluminado cuenta con un rendimiento ISO mejorado frente a su predecesor, si bien todavía no se cuentan con cifras concretas. Este cuenta con hasta 759 puntos de autoenfoque por detección de fase.

Tarjetas de memoria en la Sony A7s III
Sony

Donde sí que aumenta la resolución es en el nuevo visor electrónico de nada menos que 9.44 millones de puntos. Esto es, cuenta con una resolución mayor al 4K, que irá directo al ojo en un detalle similar al nativo del sensor.

En cuanto a su construcción, cuenta con una pantalla completamente articulada totalmente táctil –con interfaz renovada–, lo cual es novedad en esta línea de cámaras sin espejo. Asimismo soporta dos tarjetas SD UHS-II, o bien en formato CF Express A, indistintamente y sin necesidad de adaptador. La Sony A7s III cuenta con hasta un 60% más de batería en términos de grabación de vídeo frente a la Mk II a igualdad de condiciones.

Sony A7s III: lanzamiento, disponibilidad y precio oficial

Precio y lanzamiento de la Sony A7s III
Sony

La Sony A7s III llegará el próximo mes de septiembre a un precio de 4.200 euros.

Una muestra de sus capacidades puede verse en los vídeos a continuación, producidos por Olivier Schmitt y Philip Bloom.