Más vale tarde que nunca. Eso han pensado muchos clientes de ING cuando se enteraron de que, por fin, podrán utilizar Bizum. El banco holandés ha sido uno de los últimos en incorporar el servicio de pagos instantáneos, que se ha convertido en el más extendido en España. La plataforma, que colabora ya con 26 entidades bancarias, tiene 9.6 millones de usuarios y ha realizado 110 millones de transacciones por un valor de 5.3 millones de euros desde 2016. ING se quedó atrás en esta revolución, a la que iba a unirse en 2019 pero, por la pandemia y problemas tecnológicos, acabará haciéndolo en julio de 2020.

«¿Tienes Bizum?» es una de las preguntas más recurrentes entre grupos de amigos sentados en un bar. Para los clientes de ING, la respuesta era siempre no. Como Carmen Querol, clienta del banco desde hace 7 años. «Al final acababa haciendo transferencias o me las tenían que hacer y siempre había algún amigo que se escaqueaba de pagar…». Hasta ahora, las usuarias como Carmen tenían que utilizar la plataforma Twyp, la propia creación de ING para pagos instantáneos, u otras plataformas como Verse. «Nuestra app desde la que nuestros clientes pueden controlar el gasto, configurar los límites de las tarjetas o apagarlas y encenderlas; y Google Pay y Apple Pay para realizar pagos», explicó un portavoz.

Sin embargo, la app nunca llegó a posicionarse tanto como Bizum. Por eso, cuando esta última llegó a ING, la noticia se convirtió en trending topic en España. Twyp tiene algunas ventajas como retirar efectivo en comercios que estén asociados, como algunos supermercados, aunque la app funciona de forma externa y no está integrada en la plataforma del banco, a diferencia de Bizum. De esta manera, los usuarios no tienen que descargarse una segunda app para enviar dinero, sino que pueden, para bien o para mal, hacerlo desde la app de su banco.

Respecto al retraso de la llegada de la plataforma, el banco holandés no estuvo dentro del pull inicial de las entidades que incorporan este servicio, lo que explicaría en parte la demora. En este contexto, Bizum indicó a Hipertextual que la comunicación con ING ha sido fluida en todo momento. «Los procesos conllevan su tiempo para que se lleven a cabo todos los ajustes de manera precisa», añadió.

Jóvenes: un terreno ya conquistado por Bizum

La noticia de la llegada de Bizum a ING ha sido una buena noticia para los clientes del banco, pero también un síntoma del estado del ecosistema fintech. Pablo Blasco, director del think tank Fintech Spain explicó en entrevista que la rapidez en los pagos es la prioridad para las empresas actualmente. «Lo vemos cuando tomamos un Uber, esa línea de pagos invisibles es muy importante y todo lo queremos en tiempo real, de manera segura y sin que haya fricciones en las experiencias del usuario».

En este cambio, los jóvenes llevan la delantera. Que Bizum vaya a ser en los próximos días un servicio incorporado en ING ha sido para muchos una gran noticia porque antes no podían utilizar la plataforma que usan los amigos. Y casi todos son nativos digitales. «La ventaja del open banking es que puedes hacer cualquier operación desde cualquier dispositivo. Y si muchos clientes de un banco ven que no pueden es normal que se molesten», apuntó Blasco para Hipertextual. Y este es también uno de los principales retos de la industria.

«Debería ser como si Media Markt tiene un pull market de financiadores que financian un teléfono móvil en el punto de venta. El cliente escoge un tipo de financiación y la adquiere en segundos. Esto es el sentido de la inmediatez. La batalla está en la distribución, en el delivery: dar en tiempo real con el conocimiento del cliente y con la solución adecuada para satisfacer al cliente en ese momento. Ese es el reto».

No obstante, el experto indicó que la buena acogida de Bizum se explica también porque es un servicio de pago gratuito, lo que ha sido además uno de los factores de éxito de la plataforma. Blasco subrayó que Bizum ha generado mucha retención de usuarios en los últimos años y que ha hecho un buen trabajo al ampliar su portfolio de producto. Tan buen trabajo que ha logrado posicionarse como la imagen de la transformación digital de los bancos frente a otros gigantes como PayPal.

Por eso, es importante que ING haya entrado por fin en la aplicación que lleva tiempo disponible en una larga lista de bancos como Caixabank, BBVA, Bankia y Santander. A partir de este mes, serán 26 entidades las que cuenten con el servicio de Bizum, lo que supone un 98% de la cuota de mercado. Esta penetración explica que los clientes de ING hayan estado esperando la noticia como agua de mayo y, en redes sociales, muchos usuarios explicaron que estaban hartos de que muy pocos amigos utilizaran otras apps de pagos instantáneos, como Verse. El reinado de Bizum es un hecho y ING se ha subido al carro porque, de no haberlo hecho, la alternativa hubiera sido quedarse atrás.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.