Google está negociando con Samsung un acuerdo que de más presencia a sus servicios de búsqueda en los smartphones Galaxy. Así lo publica ahora el diario económico Bloomberg, de acuerdo a comunicaciones a las que dice haber tenido acceso.

De llegar a puerto, este acuerdo permitiría probablemente y al fin desplazar al asistente de voz propio de Samsung, Bixby, en favor de la alternativa más avanzada de los americanos, Google Assistant.

La relevancia del Asistente de Google en móviles Samsung

Este acuerdo sería relevante para ambas partes. Para Google, porque Samsung, a pesar de las presiones, continúa siendo de forma constante el mayor fabricante de smartphones a nivel global. Pandemias aparte, distribuye unos 300 millones de estos dispositivos cada año. Con Huawei cada vez más alejada de los servicios y aplicaciones de Google, y con unos resultados más y más potentes a pesar del veto, esta presencia es daría todavía más alcance a sus servicios de búsqueda.

Para Samsung, porque abriría una nueva vía de negocio con Google, quien ya paga a otros como Apple para que integre sus servicios de búsqueda de forma predeterminada en distintos dispositivos. Este es más y más crucial a la vista de un mercado de smartphones que se encoge año a año y que ha sido arrasado durante los meses más duros de la pandemia. Tanto por el lado de la producción como por el de la demanda.

Recibir el Asistente de Google en móviles Samsung sería también una buena noticia para muchos de los usuarios de smartphones Galaxy. Las críticas por duplicidad de servicios se han sostenido durante años, especialmente en aquellos que Samsung mantenía un botón dedicado a Bixby, un asistente de voz con funcionalidad bastante inferior a la alternativa de Google, pero también las de Amazon, Apple o Microsoft.

No obstante, desde las partes mantienen estas negociaciones alejadas de la esfera pública. Google afirma en declaraciones a Bloomberg que «Samsung es libre de crear su propia tienda de aplicaciones y asistente digital» y que no tienen «planes para cambiar eso». Los surcoreanos sostienen que siguen manteniendo el interés y el compromiso en su «propio ecosistema y servicios» aunque «trabaja con Google y otros socios para ofrecer las mejores experiencias móviles a nuestros usuarios».

Miles de millones

Los términos de este posible acuerdo todavía no han trascendido. No obtante y según se ha conocido a través de documentos judiciales en alguna ocasión previa, Google paga miles de millones de dólares por la presencia de su buscador en Safari, el navegador de Apple. Esto ocurre tanto en el iPhone como en otros dispositivos.

Desde la compra de Motorola por parte de Google a mediados de 2011, las relaciones con Samsung no han sido las mejores. Google pasó a ser competencia en potencia también por la parte de distribución de hardware. Finalmente, la acabó vendiendo a su vez a Lenovo en 2014, esgrimiendo que el interés fundamental por la compañía había sido esencialmente su enorme cartera de patentes.

Lo cierto es que las relaciones entre ambas compañías nunca han vuelto a ser lo que eran, y Samsung ha mantenido sus servicios por duplicado –e incluso intentos como Tizen OS– en una estrategia diversificada más alejada del riesgo. Uno del que ahora da cuenta Huawei.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.