El Gobierno de España, a través del Ministerio del Interior, ha firmado un convenio con el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) para la creación de diferentes soluciones en materia de seguridad pública. Se halla, entre ellas, la puesta en marcha de un sistema de reconocimiento facial para identificar a delincuentes en eventos multitudinarios.

Así queda reflejado en el número 198 del Boletín Oficial del Estado, publicado el pasado día 21 de julio, que recogía Vozpópuli. En él, se establecen distintas propuestas destinadas a varias áreas de actuación con incidencia directa en el trabajo de la Guardia Civil.

Concretamente, el documento plantea cuatro escenarios en los que introducir soluciones tecnológicas: sustracción de componentes maquinaria agrícola o bienes de interés cultural, control de eventos multitudinarios, detección de plantaciones de marihuana y delitos medioambientales.

En el caso último, por ejemplo, se propone el uso de «redes de sensores/cámaras desplegados en posiciones terrestres en el entorno de operación». También la utilización de vehículos aéreos no tripulados, o drones, que sirvan para controlar incendios y otras actividades furtivas. Todo ello se complementaría con el rastreo y geolocalización de teléfonos móviles en zonas concretas.

Reconocimiento facial en grandes eventos

El uso del reconocimiento facial para identificar a particulares entre multitudes no es algo nuevo, sino que se lleva rumiando por parte de las administraciones gubernamentales de numerosos países durante largo tiempo. Recientemente, adquiría relevancia en España tras un anuncio de la cadena de supermercados Mercadona donde expresaba que comenzaría a operar un sistema de estas características en los accesos de sus tiendas.

¿El objetivo? Identificar delincuentes y ponerlo en conocimiento de las autoridades. Una propuesta similar es la que llega ahora por parte de Interior y del CDTI, que apuntan a lograr la «Identificación de personas con asuntos pendientes con la justicia» en los puntos de control de entrada a eventos y conciertos.

Además de un sistema de rastreo de teléfonos móviles de personas buscadas, se describe también uno destinado al reconocimiento de individuos mediante identificación facial. Este, conectado a la base de datos de la Guardia Civil y otros cuerpos de seguridad, posibilitaría un control eficaz en los controles de celebraciones con un gran número de asistentes.

Se especifica ya el que será el escenario de validación de este método de reconocimiento facial: el festival Viña Rock. El popular evento congrega cada año en la albaceteña localidad de Villarrobledo a varias decenas de miles de personas. La edición de 2019, según los datos oficiales, cerraba con un total de 240.000 asistentes. Aplazado en 2020 hasta el mes de octubre por la pandemia del coronavirus, no se aclara si será esta edición (la vigésimo quinta) aquella elegida para poner a prueba el innovador sistema.

Hipertextual se ha puesto en contacto con la organización para aclarar lo anterior, sin haber obtenido respuesta en el momento de la publicación de este artículo.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.