No es el año de los viajes en avión y las aerolíneas lo tienen más que claro. Pero Emirates, la línea aérea de los Emiratos Árabes, quiere animar a los turistas a que se suban a alguno de sus aviones.

Los primeros estudios apuntan a que el tráfico aéreo no volverá a ser el mismo, como consecuencia de la pandemia por el coronavirus, hasta 2024. Esto en sus previsiones más optimistas. La ausencia casi total del turismo internacional, que ha dejado imágenes de playas y ciudades prácticamente vacías, y el teletrabajo como sustituto a las reuniones presenciales tienen aún mucho camino por delante.

Son muchas las medidas de seguridad que se ponen en práctica en este medio de transporte –el llamado más seguro- con los famosos filtros HEPA. Presentes en los modelos más modernos, este sistema de ventilación reduce la presencia de cualquier agente patógeno, pero no lo elimina. Pese a las medidas de seguridad, que obligan a la desinfección de las cabinas y al uso de mascarilla durante todo el trayecto, los expertos avisan que los trayectos en avión deberían realizarse solo si es necesario.

Sea como fuere, Emirates sabe del miedo generalizado a la hora de subir a un avión, pero necesita aumentar su volumen de pasajeros. Por este motivo, la compañía ha decidido que junto a la compra de los vuelos –que tengan fecha antes del 31 de octubre– ofrecerá un seguro COVID-19.

¿En qué consiste dicho seguro? La aerolínea se hará cargo de los gatos médicos, costes de la cuarentena y repatriación –en caso de pérdida de algún vuelo–. Si el contagio por el virus fuese mortal para alguno de los pasajeros, Emirates se haría cargo del transporte del cuerpo y el posterior funeral. Solo, avisan, si esto fuese a causa del virus.

De llegar a ser diagnosticados durante su viaje, los beneficiarios tendría una cobertura médica de hasta 150.000 euros y 100 euros por día en caso de estar en periodo de cuarentena. El funeral estaría valorado en 1.500 euros aproximadamente. Todo a través de NEXtCARE, proveedor de Allianz.

«Es una medida lógica», explican algunos residentes españoles en Dubai a Hipertextual. «Es la única compañía que lo hace y en países en los que la sanidad es privada, como aquí en Dubai, es mucho el dinero el que puedes gastarte. Ya no hablamos de repatriar el cuerpo si murieses, eso sí que es caro», explican. Una medida que contrasta con la decisión de otras compañías de seguros con cobertura en Estados Unidos que, desde el primer momento anunciaron su negativa a cubrir cualquier consecuencia por el coronavirus.

Igualmente, tanto Emirates –o cualquiera de los Emiratos si ese fuese el destino elegido– han puesto coto a los viajes en sus líneas con férreas medidas de control del virus. La compra de cualquier pasaje, así como la entrada en el país, deberá ir acompañada de una prueba del coronavirus negativa de las últimas 96 horas.