Debido a la pandemia del coronavirus, Disney está reestructurando su calendario de estrenos para poder adaptarse a los tiempos actuales (vía Variety). Entre las películas afectadas se encuentran Mulán y las nuevas películas de Star Wars y Avatar. La primera de ellas, prevista para llegar a los cines el próximo 21 de agosto, fue aplazada de manera indefinida. Mulán no es el primer filme que sigue este camino, pues Tenet de Christopher Nolan anunció la misma medida el pasado lunes.

La primera de tres nuevas películas de Star Wars estaba programada para diciembre de 2022, pero ahora se hará esperar hasta el 22 de diciembre de 2023. La segunda y la tercera llegarán el 19 de diciembre de 2025 y el 17 de diciembre de 2027, respectivamente. Lo mismo sucede con la franquicia creada por James Cameron, todas se recorren un año de su fecha original: Avatar 2 (16 de diciembre de 2022), Avatar 3 (20 de diciembre de 2024) y Avatar 4 (18 de diciembre de 2026).

Por más increíble que parezca, Disney estaba esperando la recepción de Tenet para definir el destino de Mulán. Y es que el nuevo largometraje de Christopher Nolan pretendía impulsar la industria del cine una vez que las salas volvieran a abrir sus. Sin embargo, muchos negocios siguen cerrados en distintas partes del mundo para evitar más contagios o posibles rebrotes. Estados Unidos, uno de los mercados más importantes para la industria cinematográfico, no ha podido controlar la pandemia; el regreso de sus cines se ve lejano todavía.

Desafortunadamente, Disney no ha compartido cuál será la estrategia que seguirán con Mulán. Warner señaló que Tenet dará un giro a su marketing, dejando entrever que se estrenará en distintas fechas dependiendo las condiciones sanitarias de cada país. Eso sí, por ahora su plan sigue siendo lanzarla antes de finalizar el 2020. ¿Mulán recurrirá a lo mismo? Es muy probable, aunque los dirigidos por el ratón Mickey prefirieron no adelantar detalles en este momento.

La COVID-19 arruinó todo el calendario de verano de Hollywood. Si las condiciones no mejoran a nivel mundial, seguramente los daños alcanzarán a la época navideña, la segunda más rentable de la industria cinematográfica. Al menos Lucasfilm tendrá un año adicional para evitar otro desastre como el de la tercera trilogía de Star Wars.