Footloose hulu
– Jul 9, 2020, 17:02 (CET)

7 películas que puedes ver ahora mismo en HULU

El catálogo de HULU no es tan conocido como el de otros servicios por suscripción, pero tiene un rasgo particular que lo hace especialmente atractivo: su interés por los pequeños grandes clásicos cinematográficos de las últimas décadas.

HULU no suele ser mencionado con mucha frecuencia en medio de las streaming wars. Quizás se deba a su limitado alcance —por ahora solo puede verse en EEUU y en el resto del mundo por VPN— o al hecho de que se le percibe como un añadido sin importancia a la plataforma suceso del 2020, Disney Plus.

No obstante, el canal tiene su propio brillo y en especial, una autentica relevancia gracias a su interesante colección de clásicos recientes del cine. Te dejamos los 7 que podrás ver a partir del 1 de julio, si eres suscriptor del servicio.

Películas recomendadas en HULU

A Mighty Wind, de Christopher Guest (2003)

Esta joya del mockumentary es un encantador recorrido por un tipo de historia que, en la actualidad, puede parecer edulcorada e incluso cursi a no ser por su fantástica capacidad para crear atmósferas entrañables, en apariencia con poco esfuerzo.

Cuando Alan (intepretado por el actor y músico Christopher Haden-Guest) decide honrar la memoria de su padre con un concierto rural de música folk, no imagina todo lo que deberá enfrentar para lograrlo y la aventura que le espera, en medio de un singular recorrido musical y emocional. La película indicada para levantar el ánimo en días complicados.

Brokedown Palace, de Jonathan Kaplan (1998)

Antes de combatir los enemigos invisibles del mundo contemporáneo, Claire Danes era un joven talento que brindaba interesantes actuaciones en películas inclasificables.

Este drama extraño y duro sobre dos amigas cuyas vacaciones en Tailandia terminan en una tragedia inimaginable no pasará a la historia por la originalidad de su guion, pero sí por su rara capacidad para cautivar y conmover desde lo que parece un recorrido reflexivo sobre lo que nos ata, nos libera y nos golpea en mitad de situaciones extremas.

Buffy, the Vampire Slayer, de Fran Rubel Kuzui (1992)

Con su aire de protagonista de comedia adolescente, la Buffy del ’92 tiene muy poco que ver con su trágica encarnación con el rostro de Sarah Michelle Gellar, pero aun así ya era obvio que el por entonces guionista Joss Whedon, tenía ideas claras sobre lo que deseaba para su protagonista, última de una largo estirpe de esa dura profesión como lo es la cacería de vampiros.

Divertida, por momento absurda y siempre desconcertante, el origen de uno de los universos televisivos más famosos de todos los tiempos, llega este mes a HULU.

The Client, de Joel Schumacher (1994)

El hombre que tomó la discutible decisión de poner pezones al batitraje, también tuvo tiempo de hacer un tipo de cine más meditado y en especial, profundo que su incursión camp a Gotham. Disponible en HULU.

Basada en el mismo del mismo nombre de John Grisham, la película es un recorrido inquietante por los rudimentos de la ley norteamericana, la visión moderna del bien y el mal, para concluir con una cuidadosa alegoría del bien moderno. Si quieres recordar a Schumacher más allá de sus extravagancias, este es un buen modo de hacerlo.

The Color Purple, de Steven Spielberg (1985)

Si estás interesando en comprender la profunda herida racial estadounidense, esta magnífica obra temprana de Spielberg — y la que se considera su primera obra de autor — es infaltable en tu selección cinematográfica.

Con un elenco extraordinario que incluye a la gran Oprah Winfrey, esta adaptación de la obra de Alice Walker del mismo nombre, es una mirada durísima sobre el prejuicio, el miedo y el dolor cultural que provoca el prejuicio. ¿Un dato curioso? Fue apenas la segunda actuación de Whoopi Goldberg. Disponible en HULU.

Footloose, de Herbert Ross (1984)

Peter Quill la considera la mejor película de la galaxia y aunque no estamos del todo de acuerdo con el gusto cinematográfico de Star Lord, esta obra del coreografo Herbert Ross continúa siendo un clásico musical que vale la pena revisionar.

¿Nada de eso te convence? esto lo hará: Kevin Bacon demuestra que además de ser el villano titular de toda una generación — y posible Avengers, si la memoria no le falla a Thor — fue en algún momento, también un aventajado bailarín que trata de salvar a un pueblo de su ostracismo religioso. Toda una joya absurda para estas largas tardes de verano.

Forgetting Sarah Marshall, (2008) de Nicholas Stoller

Lo sabemos, aún no es un clásico de los domingos, pero le falta poco para serlo.

Con su aire amable, extrañamente adorable y casi patético, la historia de un torpe Jason Segel que trata desesperadamente de olvidar a su ex mientras se enamora de alguien más — todo a la vez y mientras ambas mujeres se encuentran en el mismo espacio físico — es una comedia romántica para cínicos, lo cual es más que suficiente para dedicarle un poco atención y disfrutar quizás, de unas cuantas carcajadas inofensivas. Disponible en HULU.