A principios del mes de mayo comenzó a emitirse la segunda parte de Rick y Morty, cuarta temporada. El show de Justin Roiland y Dan Harmon para Adult Swim regresó el pasado 3 de mayo, mientras que el último episodio se estrenó el 31 de mayo. Esta segunda entrega de la esperada cuarta temporada nos ha dado la mejor mezcla de humor negro y ciencia ficción. Acá la repasamos sin spoilers.

En otras ocasiones hemos hablado de la importancia y relevancia de esta serie animada para adultos. Entre lo atributos que reconocemos en Rick y Morty es que se trata de un hilarante título de ciencia ficción. Pero, además, es una serie absurda, atrevida, plagada de referencias divertidas y planteamientos profundos. Sin duda una combinación muy peculiar y brillante.

Es común escuchar que algunos fans de Rick y Morty opinan que lo mejor de esta serie ya fue emitida, que más allá de la primera y tal vez hasta la tercera temporada hay acaso algunos episodios destacados. Es normal que esto se opine de muchos títulos y, sin embargo, es muy injusto. Rick y Morty sigue teniendo extraordinarios episodios que, además, dependen directamente de las historias ya contadas en el pasado, lo que las hace mucho más entrañables y divertidas.

Rick y Morty cuarta temporada y su propio multiuniverso

Una de las grandes ventajas de acercarnos a la ciencia ficción es encontrarnos con planteamientos brillantes sobre la vida, el universo y todo lo demás. Reconocer la vastedad de lo que nos rodea, la paradoja tremenda de sentirnos solos en medio de un planeta superpoblado y un universo apenas explorado. Todos estos temas y muchos más han sido abordados de forma hilarante y dolorosa en Rick y Morty. Y definitivamente en los cinco nuevos episodios nos devuelve una y otra vez a esos terrenos divertidos, oscuros y complejos.

Lo que hace de «Rick y Morty» una serie imprescindible

Además Rick y Morty es una gran oda a la cultura popular, portadora de una intertextualidad que emociona y nos hace reír por montones. Es cierto que no todos los nuevos episodios son sublimes, pero sin duda son de gran calidad. Nos ofrecen el desarrollo de personajes pero también los estanca en sus peores defectos. Tal como es la vida.

En Never Ricking Morty, el episodio que da la bienvenida a la cuarta temporada. Viajamos en un extraño tren de historias en el que jamás sabemos lo que está ocurriendo realmente. Se trata de un episodio loquísimo con un final de esos que Rick y Morty acostumbra: sorprendente e inimaginable.

Por su parte, Promortyus nos lleva a una aventura cruel, asquerosa e irreverente. Todo esto sucede en un planeta lleno de bichos que controlan a sus huéspedes con la única finalidad de reproducirse.

En The Vat of Acid Episode las cosas se vuelven mucho más alocadas, si es que esto es posible. Encontraremos aquí desde un homenaje a las películas de los ochenta en las era "común" que los personajes murieran al caer en toneles de ácido, hasta una historia de supervivencia y, sobre todo, una actitud típica de Rick para decir "Te lo dije".

Childrick of Mort es quizá el episodio de esta parte de la temporada con menor aprecio de los fans de Rick y Morty. En él la familia va de campamento por iniciativa de Jerry, pero todo termina en otro planeta arreglando un problema, como siempre sucede con Rick.

Así, la temporada cierra con Star Mort Rickturn of the Jerri. Un episodio genial de cierre de temporada que demuestra, una vez más, que estamos muy lejos de conocer por completo a Rick Sanchez.