Apple aprovechó la WWDC 2020 para anunciar un suceso que cambiará la historia del Mac. Los ordenadores se despedirán de Intel para abrir las puertas a los procesadores ARM firmados por la propia empresa de Cupertino. Sí, los chips que dan vida a los iPhone y iPad se integrarán próximamente en la familia de ordenadores, y será más pronto de lo que crees. El primer Mac con ARM se lanzará a finales de este mismo año.

Sin embargo, Apple no confirmó cuál será el primer modelo que iniciará su transición hacia sus los procesadores ARM. Durante el fin de semana, Ming-Chi Kuo, el analista que cuenta con una reputación casi intachable al momento de informar sobre futuros productos de Apple, señaló que el MacBook Pro de 13,3" será el primero en dar el salto. Poco después se sumaría un iMac de 24 pulgadas totalmente rediseñado. Lo mejor será esperar al anuncio oficial de la compañía.

Teniendo en cuenta el calendario de anuncios de ordenadores de años anteriores, es muy probable que el primer Mac con ARM vea la luz durante la keynote de octubre. Eso sí, los desarrolladores interesados en la transición podrás adquirir un Mac mini con procesador A12Z, 16GB de memoria RAM y almacenamiento SSD de 512 GB. El sistema operativo es el nuevo macOS Big Sur en su versión preliminar para desarrolladores. Estos últimos, desde luego, deberán adaptar sus aplicaciones a la nueva arquitectura.

Otro punto importante que debemos señalar es que Apple todavía contempla el lanzamiento de computadoras con procesadores Intel. Es decir, la transición no será inmediata, y probablemente tengan que pasar algunos años hasta que su estrategia se consolide por completo —2 años según Tim Cook—. Puedes estar seguro que durante el presente año y el siguiente seguirás viendo nuevos ordenadores de Apple con el hardware de Intel. Rosetta 2 jugará un papel fundamental para que las Mac con ARM puedan ejecutar software de Intel sin ningún problema.

Los beneficios de un Mac on ARM

La transición hacia los procesadores ARM permitirán que Apple logre una independencia total de Intel. Este paso no solo se verá reflejado en un mayor rendimiento general del sistema, también en la eficiencia energética. Por todos es sabido que los chips de los iPhone y iPad se han consolidado como los mejores del mercado desde hace varios años, y ahora lo veremos integrados en los Mac. Por si fuera poco, esto permitirá que las apps de iOS/iPad OS funcionen en macOS.