antivirus gratis
– Jun 21, 2020, 15:21 (CET)

Yahoo!, Ask o Lycos: La azarosa historia de los buscadores antes de Google

Google copa por completo el mercado de los buscadores hoy en día, pero durante los 90, varios competidores allanaron su camino, e incluso el chino Baidu puso los cimientos de lo que sería la base de su algoritmo.

Hoy Google es sinónimo de búsqueda en la web. La gran G con su servicio inicial responde una media de 100.000 millones de consultas al mes. 40.000 cada segundo. Y nadie duda de su hegemonía.

A pesar de los problemas que ha podido acarrear de privacidad, Google domina el mercado de los motores de búsqueda con más de un 90% de cuota en todos los países excepto China y Rusia, donde el contexto político hace que sean herramientas locales como Baidu y Yandex las dominadoras.

El liderazgo de Google en el sector ha hecho que sea su propia publicidad y la que sirve en internet la que dé al gigante casi el 90% de sus ingresos a pesar de toda la diversificación que ha llevado a cabo en los últimos años.

Sin embargo, hubo un tiempo en el que Google no era el gran conserje y amo de internet. Ni mucho menos. Desde el comienzo de las 3W se buscó una fórmula para intentar rastrear y ordenar toda la información que poco a poco iba añadiéndose a la red, hasta resultar ingente. Esta es la historia de los buscadores de internet antes del nacimiento de Google en 1998.

Hablar del origen de los buscadores es hacer lo propio de la misma web. Tim Berners-Lee, considerado el principal padre de la World Wide Web en 1989 mientras trabajaba en el CERN en Suiza. Utilizó una tecnología llamada Protocolo de Transferencia de Hipertexto (HTTP) que transmitía datos a través de TCP/IP, lo que hace que todas las URLs comiencen con "HTTP"-ahora añadida una ‘S’- hasta el día de hoy. Para facilitar la interfaz con HTTP, Berners-Lee construyó el primer navegador web del mundo, también desarrolló el lenguaje HTML para formatear el contenido basado en texto, a partir de lenguajes que ya se habúan puesto a prueba en el CERN. Para Berners-Lee, la tecnología debía ser de libre acceso, sin patentes ni derechos de autor, para que sea accesible a todos.

Con el tiempo, algunos usuarios comenzaron a crear páginas web que cotejaban los URL compartidos en catálogos, creando directorios que permitían navegar a través de distintas categorías para encontrar las páginas web pertinentes. Como si todas las webs del mundo estuvieran en un enorme listado categorizado. El más conocido de todos ellos seguramente fue el proyecto DMOZ, creado en 1998 y que pasó por las manos de Netscape o AOL hasta su desaparición hace no muchos años.

Este tipo de ordenamiento de los resultados no es muy distinto a lo que hacen Google y otros buscadores hoy en día, que también disponen de un listado de urls y webs indexadas, con la diferencia de que en lugar de categorizar los resultados por temáticas, han añadido el sistema de búsqueda y la ordenación de las webs por el llamado PageRank -término en sí mismo patentado por Google- y que ordena a las webs en función de distintos parámetros de confianza y popularidad. La diferencia, en definitiva, de que una web aparezca en primera página o mucho más atrás en los resultados de búsqueda y la piedra angular del negocio del SEO.

Pioneros académicos: de Archie a Aliweb

Archie, construido en 1987 en la Universidad McGill, se considera el primer buscador de internet, aunque en realidad fue diseñado para buscar archivos en (servidores FTP), y no para contenidos en las páginas webs.

W3Catalog (originalmente llamado "Jughead") fue lanzado más tarde en septiembre de 1993 por Oscar Nierstrasz desde la Universidad de Ginebra, y este sí que podemos llamarlo el primer buscador como lo que entendemos ahora. W3 tomaba en su mayor parte las listas/catálogos existentes de las páginas web y las hacía buscables en un formato estandarizado.

Ya de forma más abierta, Aliweb (Archie Like Indexing for the Web) es ampliamente considerado como el primer motor de búsqueda de la web. Lanzado en noviembre de 1993, Aliweb permitió a los webmasters enviar sus páginas web e introducir las palabras clave y descripciones pertinentes para que estas páginas fueran encontradas. Sin embargo, el motor de búsqueda quedó en gran parte olvidado, ya que los usuarios de Internet de entonces seguían prefiriendo navegar por los sitios web utilizando directorios, listas y catálogos como DMOZ.

El caso de Lycos y la incursión española

WebCrawler fue el primer motor de búsqueda ampliamente utilizado, así como el primero en indexar completamente el contenido de las páginas web, haciendo que cada palabra y frase sea susceptible de ser buscada. Fue desarrollado en la Universidad de Washington y lanzado en 1994, el mismo año que vio la luz de Lycos de la Universidad Carnegie Mellon.

Tanto WebCrawler como Lycos se convirtieron en empresas comerciales, con WebCrawler apoyado por dos inversores principales, uno de ellos el cofundador de Microsoft Paul Allen.

Lycos invirtió fuertemente en su marca, con anuncios de televisión que presentaban a su icónico perro negro. La historia de Lycos es conocida por ser una de las futuras grandes debacles de la crisis de las puntocom, y especialmente en España, y que fue adquirida por la extinta Terra (propiedad de Telefónica), en 1999 con la intención de colocarse como gran dominador de las búsquedas mundiales. Aquello no salió, y la compra de Lycos acabó sustituyendo también a Olé.com, el primer buscador en español que, tras nacer en 1996, también fue adquirido por Telefónica.

El gran desembarco: Excite, AltaVista y Yahoo!

Dos años después del nacimiento de Aliweb, los motores de búsqueda se convirtieron en el método habitual por el que los entonces llamados ‘internautas’ iniciaban su navegación. Excite y AltaVista, ambos lanzados en 1995 abrieron un camino cuyo miembro más significativo fue Yahoo, compañía en origen fundada por Jerry Yang y David Filo.

Yahoo! comenzó como un directorio web tradicional y luego lanzó su motor de búsqueda en 1995. Yahoo!, hasta la llegada de Google, fue el gran dominador, aunque consiguió su dominancia gracias a la adquisición de empresas más pequeñas -consiguiendo su tecnología de búsqueda- y rondas de financiación. El gigante, que después amplió su negocio a portales, servicios y muchas otras cosas, acabó después en una situación comprometida que se cerró con la venta de la compañía por parte de Verizon en 2016 por un valor muy inferior al que llegó a tener.

Durante aquellos años de finales de los 90 importantes inversiones que respaldaron compañías como Yahoo, AltaVista y Lycos, sitios deficitarios pero que cada vez acumulaban más y más visibilidad.

Robin Li, el padre de Baidu… y del ‘PageRank’ de Google

Robin Li (Li Yanhong) sigue siendo uno de los grandes desconocidos a pesar de haber fundado una web y una empresa -Baidu- que es de las más utilizadas de internet, aunque sea solo en China.

Tras estudiar en la Universidad de Buffalo en Nueva York, donde obtuvo un doctorado en Ciencias de la Computación, en 1996, Li creó y patentó un sistema llamado RankDex, para clasificar la importancia de las páginas web en un resultado de búsqueda. Por primera vez, utilizó el "análisis de enlaces" para determinar la importancia de las páginas web por el número de otras páginas que se enlazan a ellas.

RankDex es la base del algoritmo de clasificación de todos los principales motores de búsqueda de hoy en día, y claro inspirador del ‘PageRank’ de Google, que es dos años posterior. De hecho, el RankDex está referenciado en la primera patente de Larry Page.

Poco después de dar la bienvenida al nuevo milenio, Robin Li y su socio Eric Xu cofundaron e incorporaron Baidu, ahora el mayor motor de búsqueda de China.

Pregúntale a Jeeves (Ask.com)

Las preguntas son hoy un componente principal de cómo buscamos en Google, que tiene la capacidad de responder y entender lo que le estamos pidiendo para darnos unos resultados satisfactorio -o que se acerquen a serlo-.

Pixabay

El germen de esta idea sin embargo se encuentra en Ask Jeeves un motor de búsqueda lanzado en 1997, con una capacidad única para responder a las preguntas.

Hasta su aparición, los usuarios tenían que pensar cuidadosamente en qué "palabras clave" buscar en AltaVista o Yahoo para obtener una página útil de resultados. Un típico motor de búsqueda daría igual peso e importancia a cada palabra de una pregunta, devolviendo a menudo resultados irrelevantes. Ask Jeeves fue capaz de extraer las palabras importantes y la intención primaria de una pregunta, dando resultados mucho más relevantes. Se volvió enormemente popular entre el creciente número de no-técnicos que navegaban por la web, que no estaban acostumbrados a pensar como una computadora.

La compañía fue adquirida por IAC (Match.com) en 2005, pero tuvo dificultades para competir con rivales más grandes como Google. Cambió su nombre a Ask.com en 2006, para ahorrar en los derechos de autor de la propiedad de P.G. Wodehouse (Jeeves era un personaje de mayordomo en uno de sus libros). En 2010, Ask hizo que su equipo de búsqueda fuera redundante y subcontrató a otro proveedor de motores de búsqueda.

El inicio de la monetización: Overture antes de Google Adwords

GoTo.com era un actor menor en el mercado, pero su habilidad era la de monetizar las búsquedas, creando el primer sistema de subasta de anuncios en 1998, en el que las empresas pujaban por las palabras clave. En lugar de pagar por las visitas a los banners, las empresas pagaban hasta $1 por cada clic en su lista de resultados de búsqueda premium.

La compañía cambió su nombre a "Overture" en 2001 y comenzó a vender su solución publicitaria en MSN y Yahoo, monetizando cientos de millones de búsquedas al día. Esto superó ampliamente los ingresos de su propio motor de búsqueda GoTo, pero también les dio el capital para adquirir los motores de búsqueda de la competencia, AltaVista y AllTheWeb. Otros motores de búsqueda estaban siendo comprados por estatus y tráfico; estas compras eran puramente comerciales, aumentando la cobertura de la plataforma de anuncios de Overture y manteniendo el 100% de los ingresos.

Google AdWords se lanzó en octubre de 2000, inicialmente sobre la base de CPM (costo por mil impresiones) y pasó a PPC (pago por clic) en 2002. El modelo PPC era notablemente similar a la plataforma publicitaria patentada de Overture. Más tarde ese año, Overture presentó una demanda, alegando que Google había robado su tecnología patentada.

En 2003, Yahoo compró a Overture por 1.630 millones de dólares. Se aseguró la plataforma publicitaria que impulsó la mayor parte de los ingresos de Yahoo, además de aumentar su cuota de mercado con la cartera de motores de búsqueda que Overture había adquirido previamente. Luego, en 2004, Google resolvió la demanda con la recién adquirida Overture, ofreciendo a Yahoo 2,7 millones de acciones de Google como compensación. Según la valoración de las acciones de hoy y la contabilidad del reparto de acciones de Google en 2014, estas acciones tendrían un valor de 6.900 millones de dólares.

Google sigue dominando las búsquedas, pero DuckDuckGO puede ser su rival del futuro

Yahoo luchó durante los años siguientes, haciendo malas inversiones, adquisiciones y profesionales de negocios, que terminaron con su ya anunciada venta en 2017.

Y no nos olvidemos de Bing

Porque el buscador de Microsoft sigue siendo el único rival importante -aunque menor- de Google, al menos hasta que alternativas como Duck Duck Go han salido a la palestra.

MSN Search se lanzó en 1998 como respuesta a Google incluyéndolo en el sistema operativo Windows, utilizado por más del 90% de los estadounidenses. MSN inicialmente usó Inktomi (un motor de búsqueda de anterior) para impulsa sus resultados de búsqueda.

En 2004, Microsoft finalmente dio a la búsqueda la inversión que necesitaba, construyendo una tecnología propia y poniéndola en marcha en 2005. El éxito más significativo de MSN en ese momento fue en el mundo en el mercado como proveedores, ofrecieron su tecnología a otros motores de búsqueda, proveedores de Internet y portales.

Justo cuando MSN Search empezó a cobrar impulso (ayudado por ser la página de inicio por defecto de millones de navegadores de Internet Explorer), Microsoft cambió el nombre del servicio a "Microsoft Live" en 2006. La decisión que subyace a esto es vaga y desconcertante, aparte de reforzar la marca "Windows" de la empresa y hacerla parecer moderna. Sólo un año después, la empresa volvió a cambiar la marca de su motor de búsqueda, eliminando la referencia a "Windows" y llamándolo "Live Search".

En 2009, Microsoft anunció que Live Search sería renombrado por última vez, a Bing. Los cambios de marca y la calidad de los resultados de búsqueda de Microsoft se convirtieron en un punto de burla a lo largo de los años, pero Bing, con acusaciones de intrusismo por su inclusión por defecto, se ha convertido en el último pequeño rival de Google. Hoy Bing, por cierto, sirve como motor interno de las búsquedas de otro antiguo buscador, Yahoo!.