Cuando un gadget, una aplicación o un sistema operativo como Fenix OS ofrece tanto, no resulta sencillo decidir por dónde empezar. Podemos destacar sus bondades como buen Linux, en este caso, basado en Ubuntu. Pero va más allá. Parte de una buena base y le añade una selección de software que lo convierten en un proyecto atrevido, ambicioso y que debería contar con más publicidad de la que tiene.

Este Linux made in Spain destaca en su aspecto por sus características camaleónicas. Y es que aunque su escritorio linuxero está más que cuidado, también cuenta con temas que lo transforman en apariencia en macOS o en varias versiones de Windows, a elegir entre un clásico como Windows 95, el tan querido Windows XP o también Windows 7 o el actual Windows 10. Y si lo prefieres, limítate a tener un escritorio Ubuntu al uso o elige una de las versiones de macOS, OS X o el Mac OS clásico de los primeros Macintosh.

Pero no sólo de la apariencia vive una buena distribución Linux. Y aquí es donde entra una larga lista de añadidos que hacen de Fenix OS un Linux a tener en cuenta. Y lo más sorprendente es que está diseñado para correr en dispositivos Raspberry Pi. Su autor lo ha probado en versiones de tan sólo 2 GB de RAM.

Un menú de lo más sugerente

Un vistazo a su página oficial nos da algunas pistas de todo cuanto encontrarás en Fenix OS. En primer lugar, una selección de software para hacer de todo, como Audacity, Inkscape, Openshot, LibreOffice o Telegram. Tú decides qué añadir o quitar con Snap, el gestor de software de Ubuntu.

Y en esa lista destacan Kodi y RetroPie. El primero por ser un software que convierte tu PC en centro multimedia para disfrutar de cine, series, audio y de cualquier contenido de internet, de tu ordenador o de cualquier medio de almacenamiento conectado. Y con RetroPie podrás recuperar juegos antiguos de consolas míticas de ayer y antes de ayer. E insisto. Todo ello funcionando en una Raspberry Pi.

Pero hay más. A las bondades y facilidades de Ubuntu que trae consigo Fenix OS, hay que añadir software adicional como su propio asistente o un emulador de Android, AndEmu, para ejecutar aplicaciones Android en Linux.

Varios sabores a elegir

En la página oficial de Fenix OS encontrarás varias versiones y sabores de este sistema operativo. La versión más reciente al escribir este artículo es la 0.7. Puedes descargar esa y otras versiones en su página de SourceForge.

La versión FULL, la más completa, tiene varios escritorios: XFCE, Cinnamon, LXDE y Openbox. Además, se incluyen los diferentes temas que imitan Windows y macOS. Aunque esa versión es compatible con Raspberry Pi, en el futuro habrá versiones compatibles con Windows en versión portátil o instalable.

El instalador, repleto de todo lo que he comentado, ocupa 2’9 GB. Para instalarlo en una Raspberry Pi deberás seguir las instrucciones habituales. Por ejemplo, puedes usar Raspberry Pi Imager para instalar Fenix OS en la memoria microSD de tu Raspberry.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.