Hablar con amigos, familia o compañeros de trabajo mediante videollamada o videoconferencia se ha convertido en algo habitual para quienes teletrabajan o para quienes vuelven poco a poco a su oficina. Y es que el contacto humano y los viajes se han visto limitados como consecuencia de la pandemia.

Reunirte o comunicarte mediante videollamada tiene sus ventajas, y te guste o no, va a estar ahí durante los próximos años. Además, hay tanta oferta y todas ofrecen tantas comodidades que en la actualidad podemos hacer de todo: desde compartir la pantalla a mostrar un documento o grabar una sesión.

Pero como toda herramienta tecnológica que se popularice, debemos tener en cuenta si es realmente segura. Y es que tal y como vimos al principio de la pandemia, las herramientas de videollamadas que no estaban preparadas para hacerse tan populares, tuvieron que ponerse al día rápidamente ante los ataques de privacidad y seguridad.

Zoom pone en riesgo tu privacidad y seguridad; estas alternativas, en cambio, no lo harán

La Fundación Mozilla ha analizado las apps de videollamadas más usadas y ha revisado sus funciones de seguridad. A continuación explicamos en qué parámetros se han basado y qué aplicaciones cumplen o no, a día de hoy, con ellos.

Estándares de seguridad según Mozilla

El análisis de la Fundación Mozilla para determinar si las aplicaciones de videollamadas son seguras se basa en cinco elementos básicos. Estos son cifrado, actualizaciones de seguridad, contraseña fuerte, gestión de las vulnerabilidades y políticas de privacidad.

El cifrado es primordial. Que una comunicación esté cifrada o no dependerá de que alguien pueda interceptarla y saber con quién hablas y de qué. Es más, si esa herramienta emplea cifrado, los responsables de la herramienta no podrán saber el contenido de tu conversación. En cifrado, lo ideal sería contar con cifrado punto a punto.

Las actualizaciones de seguridad son importantes en el sentido de que si se descubre una vulnerabilidad o agujero de seguridad, éste debe corregirse lo antes posible. Que una aplicación se actualice cada varios meses la hará menos segura que una que se actualiza mensual o semanalmente.

En relación a este punto, la gestión de vulnerabilidades implica que cualquiera puede ponerse en contacto con el responsable de la herramienta de videollamadas para indicarle que hay un error o problema. Por mi parte, a este aspecto añadiría la honestidad y transparencia de reconocer las vulnerabilidades e informar claramente de su resolución.

La contraseña es básica también para evitar que accedan a nuestras conversaciones o que utilicen nuestro perfil. En especial si es necesario indicar una contraseña para acceder a conversaciones virtuales privadas. Exigir una contraseña compleja es importante, así como contar con verificación en dos pasos.

Por último, la Fundación Mozilla también valora las políticas o prácticas de privacidad, es decir, un documento que informe claramente de qué cómo respeta nuestra privacidad el responsable de la aplicación que usamos.

La clasificación de apps de videollamadas

A partir de los parámetros que hemos repasado, Mozilla ha puntuado las aplicaciones de videollamadas más descargadas. Los resultados pueden sorprender en algunos casos, pero la mayoría cumplen con los estándares de seguridad.

Con un 5 sobre 5, el análisis puntúa con la máxima nota a prácticamente todas las aplicaciones de videollamadas analizadas.

La lista empieza con Zoom, Google Duo, Google Hangouts y Google Meet. Resulta curioso que Zoom aparezca la primera de la lista cuando no incluye, según el análisis, cifrado punto a punto. Algo que sí integra Google Duo. Este aspecto es importante y debería restarle puntuación a Zoom y a las otras dos aplicaciones de videollamadas de Google y dejar a Google Duo en primer lugar.

En esta selección de apps de videollamadas más seguras también se incluyen Skype de Microsoft, Facebook Messenger, WhatsApp, Discord, Jitsi Meet, Signal, Microsoft Teams, BlueJeans, GoToMeeting y Cisco Webex.

Apple FaceTime recibe una puntuación de 4,5 sobre 5. ¿El motivo? Que no exija una contraseña al iniciar una llamada con alguien. En cambio, sí ofrece cifrado punto a punto frente a otras soluciones de videollamadas que han recibido mejor nota.

Pero las aplicaciones que reciben peor nota son dos: Houseparty y Doxy.me. La primera es puntuada con un 4 sobre 5 porque admite contraseñas de 5 caracteres y acepta contraseñas del tipo 12345. Respecto a Doxy.me, la nota que recibe es 2’5 sobre 5. Los motivos: no tiene app, por lo que las actualizaciones implican tener un navegador actualizado; no exige contraseñas complejas; su gestión de vulnerabilidades es mejorable.

Estés o no de acuerdo, como es mi caso, con las puntuaciones que han recibido las aplicaciones analizadas, el análisis de Fundación Mozilla resulta muy práctico para conocer mejor las interioridades y características de esas apps, que seguramente utilices en tu día a día. Puedes consultar el estudio completo y ver cada ficha por separado en su enlace oficial.