Uber publicó sus resultados financieros correspondientes al primer trimestre fiscal de 2020 (vía CNBC). Algunos analistas habían previsto una disminución considerable en los ingresos debido a la pandemia de coronavirus, pues el transporte está detenido en gran parte del mundo. Si bien la caída no es tan estrepitosa como se preveía, Uber Eats fue la encargada de soportar la crisis y salvar, hasta cierto punto, el panorama económico de la compañía.,

Uber reportó ingresos por 3.540 millones de dólares. Sin embargo, perdieron la friolera cantidad de 2.940 millones de dólares. La cifra representa la mayor pérdida de la empresa en los últimos tres trimestres. Pese a lo anterior, los dirigidos por Dara Khosrowshahi aclaran que, del total perdido, 2.100 millones de dólares corresponden a la caída de sus inversiones en otras compañías. Y es que prácticamente todo el sector económico se ha visto perjudicado por la emergencia sanitaria.

Lo rescatable es que Uber Eats ha crecido un 54% respecto al mismo periodo del año anterior. No hay duda de que la entrega de alimentos se ha convertido en un servicio fundamental durante la pandemia. Millones de personas se encuentran confinadas y solicitar comida a domicilio es algo habitual. Uber señala que, además de aumentar las solicitudes de entrega entre los negocios que ya pertenecían al programa, muchos otros restaurantes se unieron a Eats para intentar resistir la crisis.

De hecho, en Uber creen que los "cambios culturales" que dejará la COVID-19 será duraderos. Dicho de otro modo, esperan que Uber Eats siga siendo un servicio dominante tras el paso del coronavirus. Todo lo contrario ocurrió con el transportes, ya que el principal negocio de Uber cayó un 80% en comparación con el Q1 de 2019. No obstante, la empresa ya esperaba un desplome generalizado en todo el sector.

Uber Eats no evita el despido de empleados

Ayer, Uber informó que despedirá al 14% de su plantilla laboral, lo que es igual a 3.700 trabajadores. La causa es la misma: el coronavirus. Sin embargo, es preciso señalar que la cifra no incluye a los conductores. En una época en la que los viajes y el turismo han colapsado por completo, es de esperarse que muchas personas dependientes de su trabajo como choferes estén pasado por una situación bastante difícil.

👇 Más en Hipertextual