La pandemia del coronavirus sigue causando estragos a Uber y otras tecnológicas. Tras anunciar un recorte del 14% en su plantilla hace dos semanas, la empresa despedirá a otros 3.000 trabajadores. De acuerdo con The Wall Street Journal, Uber envió un correo electrónico a sus empleados avisándoles la decisión.

El presidente de la empresa, Dara Khosrowshahi, confirmó también que cerrará 45 oficinas y planea trasladar su sede de Asia fuera de Singapur. La decisión llega tras un confinamiento que ha pasado factura a Uber, Airbnb y otras compañías.

"Sabía que tenía que tomar una decisión dificil, no porque seamos una empresa pública o para proteger el precio de las acciones" dijo Khosrowshahi en el correo enviado a sus empleados. "Tuve que tomar esta decisión porque nuestro futuro como un servicio esencial para las ciudades del mundo, nuestro estar allí para millones de personas y empresas que confían en nosotros, lo exige."

El despido y cierre de oficinas le costará a Uber poco más de 225 millones de dólares. La compañía dijo que reducirá el tamaño de sus negocios no esenciales. La incubadora de productos y su laboratorio de inteligencia artificial cerrarán, a la vez que buscan alternativas para UberWorks, una plataforma que conecta a trabajadores temporales con empleadores.

Uber reajusta la estrategia para enfocarse en el delivery

uber eats rider

Con todo esto, Uber se encuentra en vísperas de adquirir GrubHub, un competidor directo de UberEats en Estados Unidos. Con la caída del 80% en las actividades de transporte debido al confinamiento, la mirada está puesta en el servicio de delivery.

El futuro es incierto y Uber no quiere hacer pronósticos. Khosrowshahi dijo que buscarán enfocarse a los negocios centrales — movilizar personas y bienes — y que reevaluarán otros como la conducción autónoma. La empresa invirtió cientos de millones de dólares en esta división, que en los últimos meses reanudó pruebas de sus coches tras un lamentable accidente.

Por otro lado, UberEats se encuentra en pleno crecimiento. La división aumentó sus repartos en un 54% a raíz de la cuarentena, aunque no es suficiente para cubrir los costos de Uber. Algunos analistas estiman que la compra de GrubHub le dará un respiro a la tecnológica, quien no tendrá que invertir dinero en potenciar la estructura del servicio de delivery.

El despido de 3.000 empleados y cierre de 45 oficinas afecta principalmente a Estados Unidos. Este ajuste no contempla a los conductores, ya que no se encuentran registrados como trabajadores.

👇 Más en Hipertextual