Un trabajador en una de los centros logísticos de Amazon ha muerto a causa de coronavirus en Nueva York.

Empleados de dicho centro llevan pidiendo incrementos de las medidas de seguridad desde marzo y, aunque Amazon ha hecho cambios, el número de casos sigue aumentando.

El trabajador en el centro logístico JFK8 asistió a sus labores hasta el 5 de abril cuando se puso en cuarentena por presentar síntomas. El 11 de abril fue diagnosticado con COVID-19 y murió el 4 de mayo.

La semana pasada Amazon, durante la presentación de sus resultados financieros, anunció que invertirá 4 mil millones de dólares en la lucha contra el coronavirus. Lamentablemente muchos aseguran que las medidas de precaución implantadas siguen siendo insuficientes.

El centro logístico JFK8 fue el primero de varios en que sus empleados organizaron protestas por la falta de cuidados y seguridad para evitar contagios en el lugar de trabajo.

No es el primer trabajador de Amazon en un centro logístico que muere. Ya ocurrió el 31 de marzo en Hawthorne, California. El segundo trabajaba en Tracy, en el mismo estado murió el 1 de abril.

Tan solo una de las grandes instalaciones de Amazon ha sido clausurada en Estados Unidos por orden del gobierno estatal. En Francia se han mantenido cerradas desde el 16 de abril después de que un juez determinara que las entregas a domicilio deberían limitarse a alimentación y equipo médico.

El gobierno español amenazó a Amazon a finales de marzo, exigiendo más medidas de seguridad para sus trabajadores, con riesgo al cierre de las instalaciones en San Fernando de Henares, cerca de Madrid.

Centro logístico Amazon
Foto: Hipertextual

Amazon responde despidiendo empleados que organizan protestas

Amazon ha respondido despidiendo al primer organizador de la primera protesta que se realizón en JFK8, Christan Smalls, y Vice recientemente publicó un memo filtrado donde se detallaban planes para desprestigiarlo.

En abril también despidió a dos empleados del equipo de diseño de experiencia después de que el grupo al que pertenecen organizó un evento para escuchar los reclamos de los trabajadores en los centros lógisticos.

En consecuencia, el director de ingeniería en Amazon, Tim Bray, renunció asegurando que "mantenerme en el puesto sería estar a favor de acciones que aborrezco".

👇 Más en Hipertextual