La empresa estadounidense Liberty Global y Telefónica han anunciado la fusión de sus respectivos negocios en Reino Unido. El resultado es una joint venture participada al 50% por cada una de las empresas que liderará el mercado de las telecomunicaciones británico.

"Combinar O2, operador móvil número uno del mercado del Reino Unido, con la red de banda ancha de alta capacidad y los servicios de entretenimiento de Virgin Media supone un punto de inflexión en el mercado británico, en un momento en que la demanda de conectividad nunca ha sido tan alta ni tan crítica. Estamos creando un competidor fuerte, con una escala significativa y con fuerza financiera para invertir en infraestructuras digitales en Reino Unido, ofrecer más opciones y aportar un mayor valor a millones de consumidores, empresas y clientes del sector público. Hoy se crea un operador líder convergente en Reino Unido, lo que es motivo de orgullo para ambos socios”, ha expresado José María Álvarez-Pallete, presidente ejecutivo de Telefónica.

Las sinergias entre Telefónica y Liberty

Las sinergias entre ambas compañías son múltiples. Por un lado, los clientes de Virgin pasarán a utilizar la red móvil de O2, lo que conlleva un ahorro significativo para la compañía, que hasta ahora alquilaba la red de BT (British Telecom). Por otro lado, O2 podrá hacer uso de las redes de fibra óptica de Virgin Media no solo para proveer servicios de banda ancha fija a sus clientes, sino también para fortalecer la estructura de la red 5G de la operadora.

Los negocios de O2 y Virgin, además, son complementarios. El operador de Telefónica tiene su fuerte en los servicios de telefonía móvil. Mientras, la empresa de Liberty Global despunta en los servicios de banda ancha fija y los servicios de vídeo. La unión de ambas abrirá la puerta a nuevos paquetes combinados como los que Movistar ofrece actualmente en España (Movistar Fusión).

El cierre de la operación está previsto que se produzca a mediados de 2021 tras recibir la luz verde de los diferentes organismos reguladores. La compañía resultante tendrá un valor, según los datos publicados, de 38.000 millones de libras. En lo que respecta al número total de clientes, la joint venture entre ambas empresas contará, aproximadamente, con 46 millones de abonados. British Telecom (BT), la hasta ahora líder del mercado británico, quedará relegada al segundo lugar en lo que a cuota de mercado se refiere.

👇 Más en Hipertextual