A pesar de que la generación actual de consolas, en la que se incluye la Nintendo Switch, está más o menos libre de hacks y de la posibilidad de correr contenido pirata, lo cierto es que hay ciertos exploits que permiten entrar en las tripas de los sistemas que gobiernan dichas consolas.

De las tres grandes consolas que copan el mercado, la Switch es sin duda una de las más afectadas por los los hackers que buscan exploits que permiten ejecutar código de terceros en la consola y conseguir hacer funcionar juegos piratas.

Ahora Nintendo ha declarado la guerra contra estos grupos de piratas y ha presentado dos demandas en Estados Unidos con el fin de que la justicia persiga estas prácticas que ponen en tela de juicio su propiedad intelectual e industrial.

Nintendo contra los juegos pirata en la Switch

Según podemos leer en los documentos presentados a la corte, obtenidos por Polygon, se trata de una acción legal contra una web llamada UberChips. También hay otra más específica presentada en Seattle contra varios acusados ​​anónimos de diferentes sitios web. Todos bajo un mismo grupo de hackers llamado Team Xecuter..

Este grupo habría proporcionado software para ejecutar juegos sin licencia en la Nintendo Switch, ofreciendo código para eludir todas las medidas que tiene la consola para evitar el "acceso y copia no autorizados" de los juegos de Nintendo.

Básicamente, se trata de un software no autorizado para jugar juegos pirateados. Según Polygon Nintendo busca una compensación $2,500 por cada vez que se ha ejecutado dicho código ofrecido por los acusados, más un mandato de suspensión permanente contra este tipo de sitio web.

En todo caso, según los documentos no se buscan a los usuarios particulares que han utilizado el software pirata, puesto que al demanda está dirigida a que sean los hackers que han proporcionado el software los que paguen por cada violación de licencia que se realice utilizándolo.

Sea como sea, una vez que el código está en la red, es muy complicado parar la scene de juegos piratas de Nintendo Switch, el menos sin actualizar el software de la consola.