SpaceX naves espaciales
– May 29, 2020, 18:01 (CET)

El vuelo espacial en el cine para competir con SpaceX: las mejores naves que ha dado la ciencia ficción

Nadie lo duda: Elon Musk le ha dado un nuevo y definitivo impulso a la carrera espacial con SpaceX. Mientras esperamos a que la primera misión tripulada de la compañía tenga un vuelo exitoso, te dejamos una breve reseña sobre las naves y dispositivos imaginados por el cine para surcar el espacio profundo. ¿Cual es tu favorito?

Las naves espaciales son tendencia. Elon Musk logró lo que parecía imposible. No solo revitalizó la carrera espacial, sino que además brindó un nuevo impulso a la idea de la exploración del cosmos a través de medios y recursos privados. Uno de los temas favoritos de la ciencia ficción de los últimos años con sus naves espaciales.

Probablemente será un momento histórico; en el que SpaceX logre enviar una misión tripulada al espacio. Para celebrarlo, te dejamos una recopilación de la forma en que la cultura pop imaginó las naves que podrían surcar el espacio profundo:

El U.S.C.S.S. Nostromo (Alien)

alien nostromo

La nave de carga remolcadora de 243,8 metros de longitud que transportó la tripulación de Ellen Ripley tuvo el escalofriante ¿honor? de ser el lugar en que una de las criaturas más emblemáticas de la ciencia ficción atacó por primera vez.

La criatura alienígena imaginada por el artista sueco Giger y que el director Ridley Scott convirtió en toda una referencia para el género de terror y ciencia ficción encontró en la destartalada nave el más extraño y adecuado refugio.

Con su alimentación a reactor de fusión WF-15 de 2,8 terawatios es una nave estándar en la línea temporal de la franquicia y, de hecho, en el Universo de la historia se le considera una especie de vehículo de segunda mano.

UNSC Infinity (Halo)

UNSC Infinity

La base Infinity además de ser una estructura de considerable belleza es también una fortaleza equipada con escudos que energía, que según la Halopedia, le protegen de manera eficaz de cualquier agresión externa.

Además de un reducto seguro para los personajes, es un lugar que ofrece lo mejor del entretenimiento e incluso un bar de reconocida calidad, Luna Llena. En otras palabras, de no tener que enfrentarse a todo tipo de enemigos, Infinity también es una estructura construida para el disfrute de su tripulación y posibles ocupantes. Toda una novedad en vehículos espaciales al uso.

Nabucodonosor/Nebicaneser (Matrix)

Nabucodonosor

Aunque no surca el espacio profundo, el Nabucodonosor tiene un lugar de considerable importancia en la forma en la que el cine imaginó a los vehículos que surcan los lugares desconocidos de una realidad por completo distinta.

Según la mitología de la franquicia, la nave fue construida en el año 2069, antes de la gran guerra que condujo a la creación de Matrix. Posteriormente, fue reutilizada por los rebeldes para transmitir información y surcar el cielo contaminado del mundo distópico imaginado por las hermanas Wachowski.

Battlestar Galactica (Battlestar Galactica)

Battlestar Galactica

En una serie llena de naves espaciales y otros vehículos asombrosos escoger uno puede ser una labor difícil. Pero sin duda, Battlestar Galactica lo tiene todo para ser la estructura más llamativa en una historia que hace énfasis en el diseño.

La que mejor representa y simboliza el espíritu del sólido y, en ocasiones, duro argumento del programa. Con su diseño adaptable y flexible es además de una forma de transporte un verdadero espacio insular en que los personajes pueden encontrar refugio y formas imaginativas de resolver problemas específicos. Como la ocasión en que fue usada para evitar un Cylon.

En definitiva, esta maravilla tecnológica también es una muestra de la noción del refugio y la seguridad que puede representar una estructura semejante en la imaginación popular.

Elysium (película de Neill Blomkamp del 2013)

Elysium

Si bien el argumento de la película de Neill Blomkamp es esencialmente triste, la nave a la que debe su nombre es una maravilla tecnológica que pone en relieve la forma que el cine imagina las estructuras que, en un futuro, podrían surcar el espacio profundo.

Con sus líneas alargadas y espacios segmentados, la nave es también un paraíso artificial construido para el disfrute esencial de sus pasajeros. Como estación espacial que es, también es un lugar diseñado para brindar socorro, por lo que parte de su casco tiene la posibilidad de adecuarse a requerimientos de emergencia.

En suma, se trata de un ecosistema tecnológico de considerable belleza y utilidad. ¿Quién sabe? Quizás Elon Musk tenga algo semejante en mente para el futuro.

USS Enterprise (Star Trek)

Enterprise C USS

Desde el NCC-1701-A al NCC-1701-D, el debate sobre cuál es el mejor U.S.S. Enterprise sigue obsesionando a la mayoría de los fans. Pero en realidad la línea de naves espaciales que han cautivado a varias generaciones de ávidos trekkies es todo un ejemplo extraordinario de la evolución en el cine de la percepción sobre las naves y otros vehículos espaciales.

Con su prominente puente de mando y su amplios espacios interiores, el diseño de cualquiera de estos grandes vehículos es también un triunfo en la capacidad del diseño cinematográfico para integrar lo antiguo y lo moderno en una imagen que pueda abarcar la inmensa importancia de la franquicia en la historia del entretenimiento.

Halcón Milenario (Star Wars)

Si cualquier modelo del U.S.S. Enterprise es una parte esencial de cómo un considerable número de fans imagina el recorrido espacial, el querido Halcón Milenario de Star Wars forma parte de las fantasías de la mayoría de los amantes de la ciencia ficción y la fantasía desde su primera y triunfal aparición en Star Wars: Episodio IV — Una nueva esperanza (George Lucas — 1977).

A pesar de no ser una nave “último modelo”, su reconocible diseño circular con dos torretas paralelas le convierte en la síntesis de todas las versiones de las naves intergalacticas que cruzaron el cosmos antes de su aparición. También en la referencia obligada al momento de reinventar la noción sobre la exploración del espacio a bordo de un vehículo con identidad propia.

Pero vamos, se trata de carguero ligero corelliano tipo YT-1300 capaz de transitar el Corredor de Kessel en menos de 12 parsecs. ¿Qué más le podemos pedir?

Serenity (Firefly)

Admitamoslo: Serenity no es elegante ni tan fastuosa como otras tantas naves relacionadas con grandes franquicias, pero sin duda es una de las más fuertes e icónicas. Con su aspecto modesto, en realidad es un vehículo construido para resistir las duras condiciones del espacio profundo y además, con la intención de soportar condiciones extremas.

El interior de la nave tiene dos cubiertas: una superior que comienza en la parte delantera y que abarca el área del puente y después un corredor de cuello, que conduce a los cuartos de la tripulación. Pero a pesar de su aspecto desordenado, esta nave espacial es una poderosa estructura a toda prueba, imaginada para verdaderas aventuras espaciales.

Naves con forma de huevo (The Arrival — 2016)

Anónimas, gigantescas y de aspecto amenazantes, estas naves con aspecto de capullo que no producen sombras e incluso, parecen no tener peso. Es una de las estructuras más fascinantes de la ciencia ficción reciente.

Su aspecto extraordinario y misterioso es una reinvención de los habituales vehículos espaciales, y también una especie de metáfora sobre los enigmas del espacio profundo. Sin sistema de propulsión visible, ni tampoco puertas o ventanas, las naves tienen cierta semejanza con un reflejo inquietante de algo más complejo.

Death Star y su sucesor, Starkiller Base (Star Wars)

Tiny Death Star

La estrella de la Muerte y su inmediato sucesor, Starkiller, son de las construcciones espaciales más letales del cine. Tanto una como la otra son una combinación de nave y estación espacial, que además funcionan como un arma de alta potencia.

Todo lo cual podría convertir a ambas bases en quizás las representaciones más inquietantes de lo que podría ocurrir con una plataforma de semejante envergadura en pleno espacio profundo. Por supuesto, es la forma en que la ciencia ficción y la fantasía tienen para analizar el poder de la tecnología usado desde una óptica maligna, pero incluso así, resulta inquietante la mera idea de una construcción destinada a convertirse en un punto de referencia de un tipo de maldad difícil de imaginar.

Ha’tak (Stargate)

Hatak

No es sencillo describir a esta maravilla técnica con fuertes ramificaciones en lo místico, pero aún así, esta pirámide pesada que remonta el espacio con enorme elegancia, tiene una avanzada forma de propulsión que permite que la nave llegue al 5% de la velocidad de la luz. Además, tiene escudos de protección, dispositivos de camuflaje. ¿Qué más podría pedirse a un conjunto de naves que parecen además celebrar un extraño misterio histórico?

Event Horizon (película de Paul W. S. Anderson — 1997)

event horizon

De la casa embrujada a la nave embrujada, Event Horizon resume lo más inquietante de la mezcla de la ciencia ficción y el género del terror. Con su alargado puente siniestro y su rara fuente de energía en forma de ovalo (en que la Sam Neil está dispuesto a llevar a todos al infierno), es quizás una de las recreaciones más fascinantes de los horrores del espacio y la imaginación humana, resumidas en una siniestra estructura.

La Nave Nodriza de Día de la Independencia (Independence Day)

Un buen día, una super estructura metálica apareció flotando sobre las principales ciudades de la Tierra. Lo que le permitió a la flota de invasión de los alienígenas entrar por la puerta grande. Las naves tenían un centro que podía estructurarse como un arma de fusión, sino además la capacidad suficiente para destruir con un solo disparo a más de la mitad de la civilización.

La guinda del pastel se encontraba flotando en órbita alrededor del planeta. Con sus aproximadamente 600 kilómetros de largo, la nave Nodriza de la invasión también lleva a bordo la cultura y buena parte de los habitantes de la agresiva raza dispuesta a devastar a la Tierra para conquistarla.

Toda una visión de colmena que puso en perspectiva eso de llevar un buen equipaje si vas a viajar… incluso si lo haces al otro lado de la Galaxia.

USCSS Prometheus (Alien — 2012)

Mucho más avanzada que cualquier otra de las naves de la saga es también la mejor equipada para la exploración planetaria: con su enorme cámara de hipersueño, módulos de escape y módulo de comunicación de considerable envergadura.

La nave tiene el objetivo de recorrer el espacio profundo llevando con seguridad a toda una población de colonizadores, lo que le permite tener comodidades que otras naves no poseen. Con todo, la envergadura del Prometheus tiene la posibilidad de ampliarse y hacerse más parecida a una unidad de ataque, lo que le convierte en un extraño híbrido en la ciencia ficción.

The Rocinante (The Expanse)

Con su aspecto sofisticado de buque de Guerra, The Rocinante es también una estructura diseñada para facilitar la vida social y comunitaria de sus ocupantes, por lo que permite un sistema de gravedad semejante al de la tierra.

No obstante, su esencia es la de una nave destinada al ataque, un aspecto que la serie acentúa en cada oportunidad posible. De la misma manera que puede sostener un recorrido espacial, también puede atacar con una sofisticada y mortal precisión.

E.T. nave espacial (E.T)

Apenas le vemos en un par de escenas, pero queda claro que se trata de algo muy superior a lo que hasta entonces el cine había mostrado como vehículo de transporte extraterrestre.

Con su forma de bola de aire caliente, es también una super estructura capaz de aterrizar en vertical y con una compuerta extendible, precedente inmediato de una buena cantidad de naves semejantes en películas futuras.