El lanzamiento de SpaceX y la NASA es especial por múltiples razones. Pero una de las más visibles –o, al menos, de las que más está llamando la atención– es el estreno del traje espacial de SpaceX, cuya estética dista del conocido traje espacial naranja empleado en los viajes a bordo del transbordador.

El traje espacial de SpaceX fue ideado por José Fernández, un conocido diseñador de vestuario de Hollywood. Este ha participado en películas como Thor: Ragnarok, X-Men: Apocalipsis, Batman vs Superman: El amanecer de la justicia y Oblivion, según IMDB. También ha colaborado con artistas como Black Eyed Peas. Ese bagaje previo probablemente explique el toque de ciencia ficción futurista de estos trajes, que nada tienen que ver con los de épocas anteriores.

Pero cuando José Fernández fue contactado por SpaceX, él ni siquiera sabía qué compañía era. En una entrevista con Bleep Magazine, el diseñador explicó cómo fue aquel momento: “SpaceX, la compañía de Elon Musk, me contactó para preguntarme si podía crear un traje espacial. No sabía lo que era SpaceX y pensé que era una película. Después me di cuenta de que era un programa espacial real”.

Inicialmente, José Fernández únicamente diseñó el casco. Pero eso fue suficiente para que Elon Musk se decantara por su propuesta. “Tenían dos semanas para presentarle el traje [a Elon Musk]. Les dije que no podía diseñar un traje completo en dos semanas, pero que quizá podría hacer un casco”, explicó en la revista Bleep. En el proceso de selección participaron otras compañías, pero ninguna de sus propuestas conquistó a Musk. El casco, en cambio, sí lo hizo. Y así, Fernández comenzó a trabajar en el traje espacial de SpaceX.

El objetivo de Musk, según Fernández, era lograr un efecto similar al de los trajes de chaqueta y corbata. Es decir: que cualquier persona que lleve el traje espacial de SpaceX, independientemente de cómo sea, tenga un aspecto mejor.

El traje espacial de SpaceX, más allá del diseño

Pero más allá de su estética futurista, el traje espacial de SpaceX cumple con la misma función que cualquier otro: proteger a la tripulación en caso de que un evento inesperado ocurra en el interior de la cápsula (como una despresurización). Para asegurar un correcto funcionamiento, la NASA ha sometido el traje a rigurosas pruebas antes de que los astronautas Bob Behnken y Doug Hurley lo utilicen.

El interior de la Crew Dragon, a diferencia de las naves espaciales convencionales, está repleto de pantallas táctiles. Por esta razón, el traje espacial de SpaceX cuenta con guantes táctiles que permiten interactuar con estas incluso en el espacio exterior. Los trajes también cuentan con una única conexión con la cápsula y mantienen la temperatura en el interior del mismo. El casco, por su parte, está impreso en 3D e integra un sistema de micrófonos que les permite comunicarse.

Pese a que Starman –el maniquí a bordo del Tesla Roadster que SpaceX envió al espacio– llevaba este mismo traje, la realidad es que un ser humano no podría realizar paseos espaciales con él. El traje espacial de SpaceX está pensado para un uso intravehícular (dentro de la cápsula). Los astronautas, por lo tanto, no podrán salir al exterior de la Estación Espacial Internacional haciendo uso de él.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.