Casi medio año después de su llegada a Estados Unidos y otros mercados, Google lanza en España el router Nest Wifi. Este sigue la misma filosofía que el Google Wifi anunciado en 2016 (eficacia, inteligencia y sencillez de uso), pero trata de llevarla un paso más allá.

La solución Nest Wifi está compuesta por dos productos diferentes: el router Nest Wifi y el punto Nest Wifi. El primero es, como su nombre indica, un router: se conecta al módem del operador mediante un cable de red y crea una red Wifi. El segundo, en cambio, es más interesante. El mismo aparato permite escuchar música, interactuar con Google Assistant y, al mismo tiempo, mejora la señal de la red Wi-Fi en su entorno.

En busca de la mejor conexión

Para extender la señal Wi-Fi, los router y los puntos Nest Wifi establecen entre sí una red mesh. Esta tecnología permite gestionar la conexión con más eficacia que los frecuentes repetidores de señal Wi-Fi que muchas personas instalan en sus hogares.

La red de Nest Wifi, además, es inteligente, monitoriza el estado de los diferentes nodos y busca siempre la forma de proporcionar la mejor conexión a cada dispositivo. Para ello, redirige a cada dispositivo al canal más favorable, la frecuencia más apropiada (2,4 GHz o 5 GHz) y le proporciona conexión con el nodo más acertado.

Todo esto tiene múltiples beneficios. Por ejemplo:

  • La conexión Wi-Fi es homogénea a lo largo de la vivienda. No importa el número de puntos que el usuario haya instalado. Los dispositivos (smartphones, ordenadores, consolas, etc.) solo “ven” una red Wi-Fi, con un mismo SSID y una misma contraseña.
  • El cambio entre nodos es automático e invisible para el usuario. La situación contrasta con la de muchos sistemas basados en convencionales. En estos casos, el usuario tendría que desconectarte de la red Wi-Fi del router principal, acceder a la sección de ajustes del teléfono y decirle que se conecte a la red Wi-Fi del repetidor más cercano para tener un mayor ancho de banda. En la red mesh generada por el Nest Wifi todo funciona como si de un único router se tratase.
  • Al operar como una única red Wi-Fi, resulta más sencillo interactuar con ciertos dispositivos de un hogar conectado. Es el caso, por ejemplo, del Chromecast, que requiere estar conectado a la misma Wi-Fi para enviar o pausar contenido.

Nest Wifi es fácil de usar y configurar

El sistema Nest Wifi, además de lo mencionado, trae consigo múltiples ventajas. Una de ellas es la facilidad de uso y configuración. El router Nest Wifi se conecta a la red eléctrica y al módem del operador (mediante un cable de red). El punto de acceso Nest Wifi, en cambio, únicamente necesita un punto de electricidad. Para configurarlos, basta con abrir la aplicación Google Home (disponible tanto en Android como en iOS). El proceso resulta muy sencillo: basta con asignarle un nombre a la red, escoger la contraseña y vincular los puntos de acceso adicionales. En pocos minutos, la red queda configurada y dando servicio por todo el hogar.

La nueva solución de Google, por cierto, es retrocompatible. Quienes tengan un Google Wifi pueden enlazarlo con el nuevo sistema para extender el alcance de la señal sin ningún problema. El proceso de enlace se puede hacer también desde la aplicación Google Home, como si de un punto de acceso Nest se tratase.

Amazon Music Unlimited banner

Una vez instalado, desde la aplicación Google Home se puede comprobar el estado de la red, realiza pruebas de velocidad, ver qué dispositivos están conectados a la red, crear una red de invitados o establecer una serie de controles parentales. Para llevar a cabo ajustes avanzados (como las DNS, WAN o IPv6), Google redirige a la aplicación Google Wifi, también disponible en Android y iOS.

El punto Nest Wifi con Google Assistant, además de extender la señal Wi-Fi, ofrece las mismas prestaciones que un Nest Mini. Cuenta con un chip enfocado en inteligencia artificial que permite procesar algunas peticiones de voz sin llegar a conectarse al servidor, controles táctiles en los laterales, incorpora tres micrófonos para escuchar con mayor claridad las peticiones del usuario y ofrece un sonido aceptable considerando su tamaño.

El sistema Nest Wifi, eso sí, no es compatible con Wi-Fi 6, el estándar que cada vez más productos tecnológicos incorporan en su interior.

Precios y disponibilidad del Nest Wifi

Google Nest Wifi

Nest Wifi está disponible desde hoy en Google Store y, próximamente, en otros distribuidores como El Corte Inglés o FNAC. Los precios son los siguientes:

  • Router Nest Wifi: 139 euros.
  • Punto Nest Wifi (con Google Assistant): 159 euros.
  • Pack router Nest Wifi + punto Nest Wifi: 259 euros.