– May 29, 2020, 16:01 (CET)

Diez documentales para entender la misión histórica de SpaceX

SpaceX, junto a la NASA, está a punto de enviar su primera misión tripulada con dirección a la Estación Espacial Internacional. Se trata de un suceso histórico que celebramos con los mejores documentales que puedes ver ahora mismo para comprender un poco más la importancia de la carrera espacial.

Es probable que para cuando leas este artículo, la primera misión tripulada de la compañía SpaceX haya logrado despegar, o esté a punto de hacerlo, junto a la NASA.

Si es así, te invitamos a celebrar este acontecimiento histórico con los diez mejores documentales sobre la investigación del espacio profundo que puedes disfrutar para unirte al entusiasmo y al interés que el proyecto de Elon Musk ha despertado por los secretos del Universo:

Hubble, de Toni Myers (2010)

En el 2010, la fallecida Tony Myers llevó al cine uno de los documentales más extraordinarios sobre es espacio, los viajes espaciales y el coste humano de nuestro interés por conocer los secretos del universo.

Hubble es un fascinante recorrido por la vida y tribulaciones de siete astronautas cuyo trabajo es reparar el colosal telescopio espacial del mismo nombre. La película ofrece la oportunidad al espectador de conocer los traspiés y riesgos que implica la labor de mantener en buen estado lo que se considera el ojo del mundo hacia el cosmos. Narrado por Leonardo Di Caprio, el documental es una mirada asombrada sobre un oficio desconocido y fascinante, pero sobre todas sus implicaciones en la manera en que comprendemos el Cosmos en la actualidad.

The Mars Generation, de Michael Barnett (2017)

Todos hemos soñado con ser astronautas y este grupo de adolescentes está a punto de conseguirlo: el documental de Netflix muestra las vivencias de un potencial grupo de viajeros espaciales, que demuestran que un viaje a Marte es muy plausible.

Enfocado en el rasgo humano de una experiencia tecnológica y aeroespacial de alto calibre, el documental es una mirada inteligente más allá de los dolores de cabeza burocráticos, que usualmente impiden que proyectos de semejante importancia lleguen a un buen destino. En realidad, antes de que Elon Musk tomara interés en el asunto, claro está.

The Last Man on the Moon, de Mark Craig (2016)

Enfocado en el astronauta del Apollo Gene Cernan, este documental es una exploración brillante sobre las vicisitudes de ese oficio tan extraordinario y el misterioso, como lo es el de viajar al espacio.

El argumento sigue la vida de Cernan desde sus primeros días como aviador Naval hasta que logró poner los pies en la Luna, en el año 1972. Pero además, se trata de un inteligente homenaje a la ambición y la curiosidad científica de nuestra época, desde una perspectiva amable que se agradece y sorprende por su elocuencia.

Space Station 3D, de Toni Myers (2002)

Esta magnífica producción de Tony Myers (que también es una experiencia IMAX) no solo toma la brillante decisión de mostrar el lado humano de la convivencia en una estación espacial, sino además analizar la idea que la ciencia es un reducto de esfuerzos y fe de considerable importancia.

Con su mirada cálida, amable y precisa — y la voz de Tom Cruise — el documental hace especial hincapié, en la forma en que percibimos la posibilidad de la exploración espacial y también, en la versión de la realidad auspiciada por la ciencia.

The Year of Pluto, de Geoffrey Haines-Stiles (2015)

Uno de los pocos documentales que profundizan en la ciencia detrás del viaje espacial para hacerla sencilla. La película se centra en la misión New Horizons que recorre el cinturón de Kuiper, una gran área desconocida que se encuentra alrededor de la óptica de Neptuno.

La nave espacial New Horizons fue construida para llevar a cabo un viaje imposible y el documental, hace hincapié en cómo la estructura, en la que nadie confiaba, se convirtió en la primera estructura de la NASA en llegar a lugares inexplorados del sistema solar.

For All Mankind, de Al Reinert (1989)

Debido a su pulcritud, inteligencia y sensibilidad, se le considera uno de los registros visuales y argumentales más importantes sobre los viajes espaciales. Con su cuidadoso recorrido por el programa Apollo de la NASA a través de exclusivamente imágenes de archivo, la película es una mirada retrospectiva y profunda sobre el significado de la carrera espacial en la psiquis estadounidense.

También en la forma de comprender el recorrido tecnológico antes de convertirse en una pesadilla burocrática. Ideal para disfrutar en la actualidad, en medio del auge del tema gracias a SpaceX.

The Space Movie, de Tony Palmer (1979)

Este documental es una mirada a la forma en que se comprendía la travesía espacial, unos años después del furor que causó la llegada del hombre a la Luna.

Aunque la carrera hacia la exploración del cosmos comenzaba a perder vigor, todavía había un interés asombrado por la belleza inexplicable del mundo más allá de la estratosfera. Aunque no es de los mejores en su género, si se trata de un documento histórico único que elabora una idea mucho más amplia de cómo se comprendía las investigaciones astrofísicas unos años antes del desencanto total que acaeció en la década de los ochenta.

Footprints on the Moon: Apollo 11, de Bill Gibson (1969)

Este histórico documento visual fue el primero en seguir las huellas históricas y sociales de la Misión Apollo 11, lo que le convierte en un reflejo de su época. Y en especial de la opinión pública aún desconcertada por la osadía del mundo científico norteamericano y el asombro logro de llevar un hombre a la luna.

La película fue estrenada poco después de la misión y engloba el optimismo cultural sobre un recorrido que, por entonces, avizoraba una trayectoria extraordinaria y desconocida. Una versión del optimismo cultural que quizás puedas reconocer, del que en la actualidad despierta el proyecto SpaceX de Elon Musk.

In the Shadow of the Moon, de David Sington (2007)

¿Soñaste con ser astronauta? Este documental es para ti: el recorrido de Sington por la carrera espacial a través de sus protagonistas es inspirador, de profunda humanidad. Pero en especial es una mirada alentadora sobre el compromiso y el amor por el conocimiento de un grupo de hombres, dispuestos a llevar la curiosidad humana a una nueva dimensión y por supuesto, a su más ambiciosa frontera.

Con su aire íntimo, inteligente y bien construido, esta reconstrucción de la historia privada de las misiones espaciales te permitirá comprender desde una nueva óptica el recorrido del hombre a la Luna.

Magnificent Desolation: Walking on the Moon 3D, de Mark Cowen (2003)

Más un espectáculo visual que un documental. Esta extraña combinación de material real y recreaciones digitales es una mirada asombrada sobre todas las posibilidades de la carrera espacial, pero desde una óptica inocente y casi infantil que asombra por su ingenuidad y sentido de lo colosal.

Aunque ha sido acusada de usar un patriotismo casi incómodo, también es un recorrido novedoso sobre la idea de la misión espacial norteamericana como una búsqueda de respuestas colectivas a las grandes preguntas existenciales.

Si amas la posibilidad del descubrimiento científico, este documental es para ti.