El uso de aplicaciones de rastreo (contact-tracing apps, en inglés) para prevenir los contagios por coronavirus debe ser voluntario en la Unión Europea. Esa, al menos, es la directriz que la Comisión Europea planea aprobar en las próximas horas, según recoge Reuters.

La indicación formará parte del paquete de medidas que el organismo supranacional ha elaborado para reactivar el turismo europeo tras la pandemia del coronavirus (COVID-19). Entre otras cosas, la UE recomendará la apertura de fronteras entre los países con un perfil de riesgo similar, según expone el borrador de la propuesta obtenido por Euractiv.

"Las medidas de alerta y rastreo de contagios, por ejemplo, con aplicaciones para móviles, pueden ser utilizadas, de forma voluntaria, por los pasajeros para detectar e interrumpir las cadenas de infección y reducir el riesgo de una transmisión mayor mientras que el riesgo de transmisión persista", expone la Comisión Europea en un documento obtenido por Reuters.

En la actualidad, cada país de la Unión Europea está estudiando y/o desarrollando su propia aplicación de rastreo. Países como Alemania, Italia e Irlanda recurrirán para ello las APIs desarrolladas por Apple y Google, mientras que otras naciones (como Francia o Noruega) optarán, por el momento, por sistemas propios.

La propuesta de Apple y Google para rastrear el coronavirus

Apple / Google

El pasado mes de abril, Apple y Google revelaron todos los detalles sobre la API que han desarrollado de forma conjunta para facilitar el rastreo de posibles contagios de coronavirus. Sus dos mayores virtudes son la compatibilidad y la privacidad.

La propuesta de Apple y Google no necesita acceder a la ubicación de los smartphones. En su lugar, emplea la tecnología Bluetooth para frenar la cadena de contagios. El funcionamiento es muy sencillo:

  • Todos los móviles que activen este sistema emitirán un identificador anónimo haciendo uso de la tecnología Bluetooth. Este identificador no contiene datos personales, por lo que no se puede asociar a un individuo en particular.
  • En paralelo, los móviles captarán y almacenarán los identificadores emitidos por los móviles de su alrededor. Estos permanecerán en la memoria de cada dispositivo durante 14 días.
  • Cuando una persona de positivo en coronavirus, el hospital le proporcionará un código con el que podrá subir los identificadores emitidos por su móvil a un servidor del Gobierno.
  • Los móviles de las personas sanas compararán periódicamente los identificadores almacenados en la memoria con los disponibles en servidor del Gobierno. En caso de encontrar alguna coincidencia, el propietario recibirá una notificación advirtiéndole de que ha estado cerca de una persona con COVID-19. En ese momento, tendrá que aislarse del resto de la sociedad y tomar las medidas pertinentes para no propagar el virus.

Apple y Google están detrás de los dos sistemas operativos para smartphones más populares del mundo. Una simple actualización de software, por lo tanto, insertaría esta API en millones de dispositivos.

👇 Más en Hipertextual