Seguramente en más de una ocasión llegaste a ver experimentos, incluso productos reales, en los que una bicicleta interviene para cargar un dispositivo, desde un smartphone hasta una computadora portátil. Desde luego, solo hace falta la energía producida por un humano para alimentar baterías pequeñas. ¿Alguna vez te has preguntado si esto también es posible con un Tesla o cualquier vehículo eléctrico? Sí, lo es, pero se requiere que más personas intervengan en la actividad física.

Janne Käpylehto, un experto e inventor especializado en el ramo eléctrico, desarrolló un sistema que permite crear electricidad a partir del pedaleo de bicicletas fijas. La energía acumulada llega a una estación de carga y esta, a su vez, es responsable de proveer alimentación a un Tesla Model X. Lo más interesante es que lo ha mostrado en un programa de televisión finlandés para que todos puedan observar su funcionamiento. Puedes ver el vídeo a continuación:

Evidentemente, a mayor esfuerzo físico, mayor cantidad de electricidad generada. Los 9 ciclistas fueron capaces de proveer 2 kilómetros más de autonomía al coche de Tesla en cuestión de 20 minutos. Sí, la velocidad está muy lejos de lo que puede ofrecer un Supercharger V3, pero no deja de ser una solución bastante interesante cuya aplicación puede ser real.

El dueño de un Tesla podría alimentar su coche eléctrico mientras realiza la sesión diaria de ejercicio. Más allá de beneficiar su salud, también causaría un impacto positivo en su economía, por más mínimo que sea. ¿Necesitas más potencia? Siempre tendrás la opción de invitar a tu familia y amigos para que se unan a tu causa. Todos ganan.

Es importante señalar que, de momento, la creación de Käpylehto no se está comercializando, y probablemente no vea la luz pronto. Aunque la idea es estupenda, llevarla al mercado no sería una tarea sencilla. Tomemos en cuenta, además, que la adopción de vehículos eléctricos todavía no se masifica en todo el mundo. Llegará el momento, sin embargo, en que los motores de combustión serán un tema del pasado, e inventos como el de Käpylehto tendrán una mayor relevancia.