Call of Duty: Warzone sigue siendo uno de los juegos más populares de la actualidad, y con lo que está sucediendo en las últimas seguramente atraerá más reflectores. Si eres un miembro activo de la comunidad del battle royale, seguramente sabes que muchos jugadores habían intentado, sin suerte, ingresar a los búnkers que están repartidos por todo el mapa. A diferencia de otros lugares de interés, las pequeñas fortalezas estaban totalmente cerradas y no era posible entrar, hasta ahora.

Para sorpresa de todos, esta semana comenzaron a abrir sus puertas. Tras la última actualización del Call of Duty: Warzone, concretamente la 1.21, algunos curiosos descubrieron que puedes ingresar a los búnkers con una tarjeta roja de acceso. Esta última apareció por sorpresa hace varias semanas, pero Infinity Ward no precisó para qué servía. Además, solo la puedes conseguir abriendo cajas de loot, así que probablemente pases toda una partida sin lograr explorar el interior de los misteriosos lugares.

Dentro encontrarás bastantes cajas de botín, principalmente legendarias. Es decir, al salir del búnker llevarás contigo armas de alto poder y muchísimo dinero. Pese a lo atractivo url loot, el búnker 11 guarda algo todavía más interesante. Al interior se encuentra una bomba nuclear que podría explotar en cualquier momento. Las teorías apuntan a un posible evento para recibir le temporada 4, la cual dará comienzo en un par de semanas.

Asimismo, la comunidad se percató que los teléfonos del mapa están sonando. Al contestar se escucha un mensaje en ruso que, desde luego, ya fue traducido: "¡A todas las unidades, la base ha sido capturada, cambien la encriptación!, ¡Inmediatamente!, ¡Roger! ¡Se están acercando!". Un punto a destacar es que algunos búnkers tienen otras compuertas cerradas en su interior, así que en los próximos días Call of Duty: Warzone podría abrirse para dejarnos ver más secretos.

¿Pistas del nuevo Call of Duty?

Otra teoría señala que las pistas de Call of Duty: Warzone no están relacionadas con la temporada 4, sino con el inminente anuncio del nuevo Call of Duty. Diversos reportes apuntan a que formará parte de la saga Black Ops, sin embargo, aparentemente abandonará la temática futurista para regresar a sus raíces. Se ambientaría durante la Guerra Fría y contaría con la presencia de varios personajes emblemáticos como Alex Mason y el Sargento Frank Woods. ¿Rusos y bombas nucleares? Sí, todo coincide.

De hecho, un grupo de dataminers se asignó la tarea de analizar los archivos de la última actualización de Warzone con el fin de encontrar más pistas (vía Eurogamer). Según informaron, se agregó el modelo de un RC-XD, el famoso vehículo a control remoto que aparece en el multijugador de Call of Duty: Black Ops. Pero no es el único, pues también está el archivo del Lockheed U-2, un avión estadounidense que precisamente se usó para realizar labores de vigilancia en la Guerra Fría.