Animal Crossing
– May 1, 2020, 12:01 (CET)

‘Animal Crossing: New Horizons’: un fenómeno en el que la especulación, los mercados secundarios y las bodas también tienen lugar

Animal Crossing se ha convertido en éxito de ventas, pero el fenómeno a su alrededor va más allá de eso. En el videojuego se están celebrando bodas, manifestaciones, especulación e incluso mercados secundarios.

Cuando Nintendo reveló los primeros detalles Animal Crossing: New Horizons, probablemente no esperaba que su lanzamiento comercial se produjera en mitad de una pandemia que paralizaría, en mayor o menor medida, a todos los países del mundo. Pero cuando este esperado título para Nintendo Switch salió a la venta el pasado 20 de marzo, esa era la coyuntura que la sociedad vivía.

Desde entonces, el videojuego sobre Tom Nook se ha convertido en uno de los más vendidos en lo que llevamos de año. De hecho, incluso ha superado varios récords. Según los datos publicados por NDP, Animal Crossing: New Horizons ha sido el videojuego más vendido en los Estados Unidos durante el mes de marzo, superando incluso a títulos como Call of Duty: Modern Warfare. Pero el éxito de este nuevo título no queda ahí: el lanzamiento de New Horizons también se ha convertido en el tercero más exitoso de la historia de Nintendo, según NDP. Por delante únicamente se encuentran Super Smash Bros. Ultimate (a la venta en diciembre de 2018) y Super Smash Bros. Brawl (a la venta en marzo de 2008).

NDP, según explica en su página web, no contabiliza las ventas digitales de los títulos de Nintendo, pero sí las de otras empresas. El éxito de Animal Crossing: New Horizons, por lo tanto, probablemente sea aún mayor, sobre todo considerando que, debido a la expansión de la COVID-19 y el distanciamiento social derivado, muchas personas habrán optado por no salir de casa y adquirir la versión digital del título.

Las razones tras el éxito de Animal Crossing: New Horizons son múltiples. Por ejemplo: Nintendo Switch, la plataforma sobre la que opera, es a día de hoy una de las consolas más vendidas de la historia de la compañía, lo que facilita la puerta de entrada hacia este nuevo título. Es probable que también haya influido el hecho de que la sociedad, debido al distanciamiento social y el confinamiento, esté recurriendo con más frecuencia a las videoconsolas en su tiempo libre. Eso sugieren los datos de GamesIndustry.biz, que reflejan un sólido crecimiento en las ventas de videojuegos a lo largo del mes de marzo en múltiples mercados.

En el escenario particular de la pandemia, Animal Crossing: New Horizons tiene además otra carta a su favor: se trata de un juego que simula –parcialmente– la vida real, en el que formas parte de una comunidad y, además, puedes jugar con tus propios amigos.

Animal Crossing

Todos estos factores, sumados a otros tantos, han hecho que Animal Crossing se convierta en un fenómeno durante las últimas semanas. Un fenómeno que va más allá de incluso de las ventas. Basta con navegar por las redes sociales o entrar en los subreddits r/ACTrade o r/AnimalCrossing para encontrar infinidad de hilos relacionados con sorteos de personajes, venta de nabos, trueques de objetos para el videojuego… Una especie de mercado secundario entre la comunidad de Animal Crossing que resulta sorprendente.

Por ejemplo: cada domingo, los jugadores pueden adquirir cuantas fanegas de nabos deseen a un personaje que únicamente aparece en la isla dicho día. El resto de la semana, los personajes Tendo y Nendo están dispuestos adquirir adquirir los nabos que el jugador tenga en su poder. El precio que estos ofrecen cambia periódicamente. Es posible que el lunes estén dispuestos a pagar 90 bayas pero que, cinco días más tarde, la cifra ascienda hasta 600 bayas. Se establece entonces una especie de mecánica especulativa por la cual el jugador compra nabos cada domingos esperando que estos suban de precio a lo largo de la semana (y así obtener una plusvalía en forma de bayas).

Este sistema, que no es exclusivo de New Horizons, ha originado a su vez a una especie de mercado secundario. En redes sociales, Reddit e incluso canales de Telegram, muchos usuarios comparten diariamente los precios a los que Tendo y Nendo compran los nabos en su isla. Si el precio resulta ser especialmente alto, otros usuarios comienzan a mostrar interés, solicitan visitar dicha isla (a través de Nintendo Switch Online) y, una vez allí, venden los nabos que tengan en su poder. Pero aquí llega lo interesante: en muchos casos, los anfitriones piden a cambio cupones de millas u otros objetos para el propio videojuego, estableciéndose así una especie de trueque constante entre jugadores de todo el mundo.

Pero la especulación con el mercado de los nabos no queda únicamente ahí. En internet se pueden encontrar páginas web e incluso aplicaciones para smartphones que, en base a una serie de parámetros, calculan la posible evolución del precio de los nabos en una isla determinada, de forma que el jugador puede tomar decisiones más acertadas sobre cuándo vender las fanegas que tenga en su poder.

En internet también se pueden encontrar comunidades dedicadas exclusivamente al trueque de objetos (como el subreddit /r/ACTrade), páginas que fabrican y venden muebles para Animal Crossing a cambio de dinero real –como si de un IKEA digital se tratase– e incluso una especie de tráfico de personajes a cambio de tickets de millas u otros objetos para el videojuego.

My fiance and I had to cancel our upcoming wedding due to Covid-19, so our best friends gave us a surprise animal crossing wedding instead from r/AnimalCrossing

Pero el fenómeno Animal Crossing: New Horizons va incluso más allá del mercado secundario. Reddit, Pinterest, Twitter y otras redes sociales están repletas de personas compartiendo ideas sobre cómo decorar las islas, consejos sobre cómo conseguir nuevos objetos... Incluso el Museo Metropolitano de Arte (MET) de Nueva York ha puesto a disposición de los jugadores las obras que alberga en su recinto. El propio videojuego también se está utilizando para realizar bodas digitales –ante la imposibilidad de llevarlas a cabo debido a la COVID-19– e incluso llevar a cabo protestas digitales en regiones como Hong Kong.

El nuevo título de Nintendo, por lo tanto, se ha convertido en mucho más que un simple videojuego en el que repoblar una isla junto con una serie de entrañables animales. Para muchos, el nuevo título de Nintendo se ha convertido en algo más cercano a un reflejo de la vida real.