La Luna no entiende de virus ni de cuarentenas. Nosotros estamos encerrados, luchando en la guerra contra esa enfermedad que ha afectado ya a más de un millón de personas en todo el mundo y ha obligado a dos tercios de la población global a confinarse. Sin embargo, ella sigue saliendo cada noche, ajena lo que ocurre en el planeta que “ilumina”.

Sigue su rutina de crecer, menguarse, llenarse y “desaparecer”, cada día cuando toca, sin perdonar ni uno. Y tampoco perdona hoy ese acercamiento a la Tierra que permitirá que la veamos mucho más grande de lo normal. Será una de las cuatro superlunas de 2020, concretamente la más grande de todas ellas. Y nos pillará en cuarentena, pero eso no tiene por qué evitar que podamos verla o, ¿por qué no?, fotografiarla. Lo ha recomendado en su página web el Instituto de Astrofísica de Canarias, con una serie de consejos con los que animan a la población inmortalizar la estampa y compartirla en sus redes sociales.

Terraza y teléfono móvil

El término “superluna” no hace referencia al tamaño del satélite. En realidad sus dimensiones son siempre las mismas, esta noche no crecerá, pero sí estará más cerca de nosotros y, por lo tanto, la veremos más grande y más brillante.

Esto se debe a que se encuentra en una órbita elíptica; de modo que, al contrario que si fuera circular, su distancia a la Tierra va variando, según el punto en el que se encuentre.

Así, se producirá una superluna cuando esta se encuentre cerca de un punto conocido como perigeo. Suele ocurrir entre tres y cinco veces cada año. Concretamente, en 2020 sucederá con cuatro lunas llenas: en febrero, en marzo, en abril y en mayo. La de esta noche será la más grande de todas, con un aumento en su tamaño y brillo aparentes del 12% y el 29% respectivamente. El máximo que se puede alcanzar es del 14% y el 30%, por lo que la de hoy será una de las lunas más grandes que podremos ver.

El modo astrofotografía llega casi todos los Pixel previos

No cabe duda de que es un buen momento para fotografiarla y, puesto que no podemos salir para hacerlo, el IAC da algunos consejos para hacerlo desde casa.

El mejor momento para ver e inmortalizar el espectáculo será durante el atardecer, poco después de que el satélite comience a salir sobre el horizonte. En realidad estará presente durante toda la noche; pero, según explican desde el instituto canario, el ocaso es un momento perfecto, pues se puede observar algunos efectos atmosféricos de refracción muy llamativos y, además, aún habrá luz ambiental suficiente para divisar el paisaje. Es un buen momento para seguir en el balcón o la terraza una vez que cesen los aplausos. ¿Pero qué hay de las fotografías?

Lógicamente, la mejor forma de conseguir una bonita instantánea de la Luna es con un equipo fotográfico adecuado para la astrofotografía. Pero no es algo indispensable. Simplemente basta con poder modificar algunos parámetros, colocando ISO 1600, exposición de 2 segundos y apertura máxima (f mínimo). También es importante disponer de un buen zoom. Muchas cámaras de teléfono móvil ya cuentan con estas y otras muchas opciones. Es el caso del modo astrofotografía del Pixel o el modo noche del iPhone 11 Pro. Si no es el caso, se puede descargar alguna aplicación que permita modificar esos parámetros.

Lo que deberías saber para realizar astrofotografía

No es necesario que sea una gran fotografía. Incluso si contamos con un móvil muy rudimentario, en el IAC invitan a la población a compartir sus imágenes en redes sociales, con el hashtag #SuperLunaDesdeCasa. Ni siquiera hace falta tener una foto que mostrar. Podemos aprovechar para compartir nuestras vivencias mientras observamos la superluna.

La cuarentena está suponiendo para todos un torbellino de emociones de todo tipo. Vale la pena unirse a iniciativas como esta para intentar arrancar recuerdos bonitos de todo lo que está pasando.