Para evitar el contagio de coronavirus (COVID-19), los expertos recomiendan no tocarse la cara con las manos. Esa, junto con el lavado de manos frecuente y el distanciamiento social, es una de las claves para evitar que el virus se adentre en el organismo y comience el periodo de incubación.

Para combatir estas prácticas y reducir la propagación del coronavirus, la extensión STOP Touching Your Face! (desarrollada para Google Chrome) monitoriza el rostro del usuario a través de la webcam del ordenador y, cuando detecta que este se toca la cara, emite una notificación de escritorio con una especie de regañina.

El desarrollador, Jacob Lebowitz, asegura en la página web de la utilidad que las imágenes recogidas por la webcam no se envían a ningún servidor externo, sino que son procesadas localmente en el equipo. Por otra parte, también explica que la extensión cuenta con un modo de ahorro energético que, si el usuario lo desea, desactiva la cámara web y únicamente emite recordatorios periódicos para que el no se toque la cara con las manos.

En la página web de STOP Touching Your Face!, el desarrollador asegura que la aplicación está a la espera de ser publicada tanto en la tienda de macOS como en la de Windows, por lo que no sería necesario hacer uso de Google Chrome para disfrutarla. Jacob Lebowitz, además, asegura que actualmente investiga sobre la posible creación de una app similar para el Apple Watch, aunque no especifica más detalles sobre la viabilidad de la misma.

Mientras las aplicaciones para macOS y Windows se publican en las correspondientes tiendas, los usuarios que deseen hacer uso de STOP Touching Your Face! pueden descargar gratuitamente la utilidad desde la tienda de Google Chrome. Quien desee saber más sobre el desarrollo de esta herramienta relacionada con el coronavirus, puede entrar en el repositorio de GitHub correspondiente, donde se encuentra su información técnica.

👇 Más en Hipertextual