Aunque no a todo el mundo le gusta Twitter, está claro que es una red social a tener en cuenta. Más que nada porque se ha convertido en un espacio virtual en el que personas relevantes como políticos, artistas, deportistas y otros colectivos dan a conocer sus opiniones o presentan sus nuevas obras o proyectos. Es más, muchos medios de comunicación citan a Twitter constantemente.

Otro punto fuerte de Twitter es que te permite contactar directamente con esas personalidades. Puede que no recibas respuestas o puede que sí. Incluso es posible que compartan un comentario tuyo.

Y como toda red social donde expresas tu opinión y proyectas una imagen de ti, si cae en malas manos puede darte más de un quebradero de cabeza. Por eso es importante asegurar tu cuenta de Twitter para evitar que caiga en malas manos.

Mantener tu cuenta protegida

Veamos qué podemos hacer para que tu cuenta de Twitter, lejos de ser inexpugnable, sea más difícil de penetrar que las de los demás. Quien quiera hacerlo necesitará mucho tiempo y paciencia.

Lo primero, la contraseña. El consejo vale para todo internet. Usa una contraseña segura y no la aproveches para otras cuentas o sitios web. Además, deberías usar la verificación de inicio de sesión y proporcionar una dirección de correo electrónico y/o un número de teléfono para así restablecer tu contraseña en caso necesario.

Asegúrate que accedes a Twitter desde las aplicaciones oficiales y/o desde su sitio web oficial. No hagas inicio de sesión haciendo clic a enlaces que desconoces. Puedes caer en páginas trampa que obtendrán tu usuario y contraseña dándoselos tú mismo sin darte cuenta.

Por su parte, Twitter te envía un aviso por correo electrónico o a través de las aplicaciones móviles oficiales si inicias sesión en otro dispositivo.

Volviendo a la verificación de inicio de sesión o autenticación de dos factores, para activar esta opción desde la página oficial de Twitter, deberás pulsar en Más opciones > Configuración y privacidad > Cuenta > Seguridad. Luego deberás entrar en Autenticación de dos factores.

Para hacer esa autenticación tienes tres opciones a elegir: Mensaje de texto, Aplicación de autenticación o Clave de seguridad. Elige la que más te convenza y sigue las instrucciones.

Detectar accesos o hackeos

Hay varias señales que te darán una pista sobre si alguien ha accedido a tu cuenta de Twitter o te han hackeado la cuenta. Las más obvias son las peores, como por ejemplo que no puedas entrar en tu propia cuenta porque han cambiado la contraseña.

Otras son más sutiles, como que aparezcan mensajes publicados que tú no has escrito, mensajes privados que no son tuyos, cambios en quién sigues o si has bloqueado a alguien, cambios en tu descripción

También te ayudarán los avisos que envía Twitter si inicias sesión en un nuevo dispositivo, navegador o aplicación móvil.

Recuperar tu cuenta de Twitter

Si sospechas que alguien ha accedido a tu cuenta de Twitter, lo primero que tienes que hacer es recuperar el control cambiando la contraseña. La manera más rápida es abriendo este enlace en tu navegador.

Si no puedes iniciar sesión en tu cuenta, pide que reinicien tu contraseña con este formulario.

Segundo paso. Asegúrate que tu cuenta de correo electrónico asociada a Twitter es también segura. Prueba cambiando la contraseña por otra o cambiando esa dirección de correo por otra que consideres más segura.

Tercer paso. El problema tal vez venga de una aplicación no oficial a la que diste permiso para usar tu cuenta de Twitter. Puedes revocarle el permiso desde la lista correspondiente en este enlace.