Apple presentó el pasado mes el nuevo iPad Pro 2020 junto a iPadOS 13.4 que soportaba finalmente el ratón y teclado externo. Llegaba junto al Magic Keyboard, un nuevo teclado que hace las veces de funda, pero también de soporte basculante y ajustable del que Apple no había publicado una de sus características más relevantes: su peso.

Es ahora, cuando este teclado comienza a llegar a los primeros usuarios, cuando pasa por la balanza y muestra finalmente en forma de comparativa una de sus desventajas frente a los portátiles convencionales, siendo más pesado que un MacBook Air de dimensiones similares.

iPad Pro + Magic Keyboard > MacBook Air

Según estas primeras medidas, sabemos el peso combinado de este accesorio oficial de Apple junto al dispositivo al que fue diseñado, de acuerdo a las mediciones de 9to5Mac, para el modelo de 12,9":

  • iPad Pro 2020, 12,9 pulgadas: 641 gramos
  • Magic Keyboard, 12,9 pulgadas: 710 gramos
  • Peso combinado: 1.351 gramos

Esto queda por encima de los 1.290 gramos del [MacBook Air 2020, también recientemente renovado. La cantidad no es excesiva, pero esos 60 gramos se notarán fácilmente en una comparación en mano. Por su parte, el último MacBook Pro de 13" queda ligeramente por encima, con tan solo 9 gramos extra, alcanzando los 1.370 gramos.

En el caso del iPad Pro de 11 pulgadas, los resultados son relativamente similares, si bien en este caso ya no hay portátil de Apple en dicha diagonal:

  • iPad Pro 2020, 11 pulgadas: 601 gramos
  • Magic Keyboard, 11 pulgadas: 471 gramos
  • Peso combinado: 1.072 gramos

Como referencia aquí podemos situar al ya descontinuado MacBook en su diseño de 2015 y que, en una diagonal de pantalla de 12 pulgadas, acumulaba un peso total de 910 gramos. Una diferencia que sería más que considerable, si bien se trata de dos tipos de dispositivo muy diferentes en sus características y su uso final.

La modularidad tiene un coste; se mide en gramos

El iPad Pro junto al nuevo teclado de Apple cuenta con este peso combinado que juega a la contra de la portabilidad, y por ende del planteamiento y diseño del iPad como concepto. No obstante, el nuevo teclado de Apple justifica ese peso con la estabilidad necesaria para un soporte que eleva la pantalla y permite modificar su inclinación y su centro de masas.

Por tanto, el peso del Magic Keyboard también tiene una utilidad, además de dar cabida a un nuevo sistema de bisagra y a unas teclas retroiluminadas. Para el resto de usos en los que no se requiera un teclado, el iPad Pro sigue proporcionando una gran ligereza en la que el formato PC no puede competir.

Es el precio a pagar por tener que duplicar esa protección y estructura externa para convertir el formato habitual del iPad en algo más parecido a un portátil.

👇 Más en Hipertextual