Sueños extraños, falta de concentración, problemas para dormir bien... La lista de consecuencias que nos está dejando el confinamiento por el coronavirus parece ser cada vez más larga. De hecho, muchas personas están experimentando, también, más dolores de cabeza y, sí, también está relacionado con no poder salir de casa. Pero, ¿por qué?

"La situación de confinamiento es excepcional", explica a Hipertextual la doctora Sonia Santos, coordinadora del grupo de estudio de cefaleas de la Sociedad Española de Neurología. "Los pacientes modifican sus horarios habituales en relación a la ingesta y al ritmo vigilia-sueño", cuenta. Por tanto, los cambios en la rutina de las personas pueden provocar estos dolores de cabeza, sobre todo en pacientes que ya tienen migraña. Pero también en aquellos que no tienen esta enfermedad crónica.

"Además, la tragedia que está viviendo nuestra sociedad puede generar en muchas ocasiones nerviosismo, preocupación, alteración en la calidad de sueño y tensión emocional. Todo ello puede dar lugar a dolor de cabeza y, en el caso de los pacientes con migraña, que son especialmente sensibles a cualquier cambio, puede favorecer un mayor número de ataques", añade la neuróloga.

Para los pacientes que ya han sido diagnosticados con migrañas, estos días es importante que "recurran su medicación habitual, tanto preventiva como analgésica". "Los triptanes y los anti-inflamatorios pueden y deben seguir utilizándose", afirma la doctora. Estos días, la doctora Santos descarta ir a los servicios de Urgencias, pero sí ponerse en contacto con su médico: "Si los dolores de cabeza son continuos deben consultar a su médico. La mayor parte de los especialistas hemos habilitado sistemas de acceso telemático para la atención continuada de nuestros pacientes". Además, es "fundamental" que, tantos los pacientes con migraña como los que están teniendo más dolores de cabeza de lo habitual, "traten el ataque cuando se inicien los primero síntomas".

¿Qué deben hacer los pacientes con migrañas estos días? "el paciente con migraña es especialmente sensible a los cambios y a estímulos tanto internos (alteración en el ritmo vigilia-sueño) como externos (luz intensa, determinados olores...). En este momento, muchos pacientes trabajan desde su domicilio. Es importante hacer un mayor esfuerzo para cumplir con un horario regular en relación a la dieta, la hidratación y el sueño". "Con frecuencia cambios en las horas de comida programadas pueden ser un factor desencadenante de futuros ataques. Para algunas personas que tienen migraña el estrés y la ansiedad pueden ser causa de nuevos ataques, por lo que es importante hacer todo lo posible para evitarlos. Pueden resultar muy útiles determinadas estrategias de autocuidado, practicar técnicas de relajación, así como ejercicio físico suave",

Es muy importante que no solo se siga una rutina a la hora de comer o dormir sino también que uno beba mucha agua y se hidrate a lo largo del día: "La deshidratación en algunos pacientes puede generar dolor de cabeza, de la misma forma que la hipoglucemia mantenida. Es por ello que recomendamos siempre mantener unos hábitos en relación a la alimentación e higiene del sueño saludables", indica.

Por otra parte, el dolor de cabeza es uno de los síntomas de la COVID-19. Por este motivo, si cursa con otros síntomas como tos seca, fiebre, dolor de garganta o cansancio, lo mejor es solicitar atención médica para descartar (o confirmar) que se trate del coronavirus, sobre todo si se ha tenido contacto con pacientes o si se está yendo a trabajar.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.