Si las teorías conspiradoras que relacionaban el origen del coronavirus (COVID-19) con el 5G no habían sido suficientes, The New York Times asegura, tras una investigación realizada junto a Zignal Labs, que en diversas plataformas (Facebook, YouTube y Twitter) está aumentando el número de publicaciones sobre teorías conspiradoras que vinculan el origen del coronavirus con Bill Gates, el co-fundador de Microsoft reconvertido a filántropo.

Concretamente, The New York Times ha encontrado 16.000 artículos relacionados este año, los cuales fueron comentados o calificados con un "me gusta" más de 900.000 veces. En lo que respecta a YouTube, los diez vídeos más populares sobre este tema acumulan más de cinco millones de visualizaciones entre los meses de marzo y abril.

Bill Gates, a través de la fundación Bill & Melinda Gates que co-fundó con su pareja, ha dedicado sus esfuerzos a la erradicación de enfermedades como el polio. En 2015, dio una charla TED en la que expuso la necesidad de crear una red de seguridad global que ayude a responder con eficacia y velocidad a cualquier posible pandemia a la que se enfrente la sociedad. Tras la expansión del coronavirus (COVID-19) por todo el mundo, el vídeo ha sumado, según The New York Times, 25 millones de visualizaciones nuevas en YouTube.

Los esfuerzos de Bill y Melinda Gates en la erradicación de enfermedades han dado pie a múltiples teorías conspiradoras sobre su papel en la creación del coronavirus. Una de ellas señala a Gates como responsable de la creación de la enfermedad con el objetivo de, posteriormente, enriquecerse con la creación de una vacuna.

Sobre estas teorías conspiradoras, el CEO de la fundación Bill & Melinda Gates aseguró a The New York Times que resulta "angustioso que la gente propague desinformaciones cuando todos deberíamos estar buscando formas de colaborar y salvar vidas".

Disney Plus

El co-fundador de Microsoft ha sido una de las voces más críticas con la gestión de Donald Trump sobre el coronavirus, sobre todo en lo que respecta a las donaciones a la Organización Mundial de la Salud, que han sido paralizadas desde Estados Unidos. El filántropo aseguró en Twitter que "paralizar las donaciones a la Organización Mundial de la salud durante una crisis sanitaria mundial es tan peligroso como suena". Melinda Gates, por su parte, se posicionó en la misma línea en unas declaraciones a la agencia de noticias Reuters: "Dejar de financiar a la OMS no tiene absolutamente ningún sentido durante una pandemia. Necesitamos una respuesta coordinada global. Cuando estás en una crisis como esta, todo está en juego. Es un gesto muy peligroso".

En paralelo a estas afirmaciones, la fundación que Bill y Melinda Gates comparten aumentó su contribución a la OMS hasta los 250 millones de dólares.