En medio de todas las noticias sobre cancelaciones de estrenos y filmaciones pospuestas por el coronavirus, otras películas siguen su curso, es el caso de West Side Story, el remake confeccionado por Steven Spielberg. Nada menos el día de hoy se dieron a conocer las primeras imágenes del famoso musical.

Además del furor que puede causar a todos los amantes de los musicales, vale la pena hablar de la historia de esta película, de su trascendencia en la historia del cine estadounidense y la larga tradición en el género de los musicales. Por otro lado. Vale la pena señalar que la nueva cinta a cargo de Spielberg reivindica los personajes latinos y deja atrás el lamentable whitewashing o blanqueamiento cinematográfico tan común hasta hace muy poco.

Un clásico instantáneo

West Side Story es un musical que se estrenó en Broadway en 1957, bajo la dirección y coreografía de Jerome Robbins. El libreto fue realizado por Arthur Laurents, con música de Leonard Bernstein y letras de Stephen Sondheim. La obra fue nominada a seis premios Tony, los galardones, como sabemos, más prestigiosos del teatro estadounidense.

El argumento de esta obra está inspirado en el clásico Romeo y Julieta de William Shakespeare, es decir es una historia de amor en medio entre dos grupos rivales. En West Side Story la animadversión que resultará trágica para los enamorados es la de los Sharks, banda de jóvenes puertorriqueños, y los Jets, conformado por estadounidenses de origen europeo. La historia se desarrolla en los años cincuenta y en su momento la obra de teatro fue innovadora por sus vistosos bailes que formaban parte de la acción dramática, algo muy común en los musicales modernos pero que la obra de Laurents innovó. Por otro lado la música sorprendió por la combinación de ritmos latinos y otros géneros, así como la profundidad de sus temáticas sociales.

El éxito del musical de Broadway no pasaría desapercibido por mucho tiempo, en 1961 fue estrenada la película homónima. Dirigida por Robert Wise y Jerome Robbins emularía el prestigio de la obra de teatro, para los premios Óscar fue nominada en 11 categorías, de las cuales conquistó 10, incluyendo mejor película. Los galardones de la Academia la convertirían en el musical que más premios ha alcanzado —fue superada en nominaciones (14) por La La Land de 2016, sin embargo la cita de Damien Chazelle solo ganó en 6 categorías—. A West Side Story, conocida en hispanoamérica como Amor sin barreras, se le considera, según el American Film Institute, como el segundo musical más importante en el cine estadounidense, solo superada por Singin' in the Rain (Cantando bajo la lluvia) de 1952, dirigida por Gene Kelly y Stanley Donen.

Los latinos, antes y después

Como vimos en West Side Story una parte de la historia corre cargo de una comunidad puertorriqueña de Nueva York, sin embargo, en la película de 1961 los actores protagonistas tuvieron que ser maquillados para interpretar a los personajes latinos. Es decir, withewashing puro y duro que la industria cinematográfica, y ya en la segunda década del siglo, apenas está erradicando. La excepción a esta práctica lamentable fue Rita Moreno, quien se convertiría en la primera (y única hasta el momento) latina en ganar la categoría de mejor actriz en los premios Óscar.

El caso de Rita Moreno es excepcional, pues además de destacar en la película original, también forma parte del reparto en el remake de Steven Spielberg, esta vez como Valentina, la dueña de una farmacia que intenta mediar las expresiones de violencia entre las bandas rivales.

Rita Moreno, a quién hemos visto en los últimos años en la genial serie One Day At A Time, ha expresado en varias ocasiones que luego de recibir el Óscar no volvió a realizar ninguna película pues todos los papeles que le ofrecían eran de latinas esterotipadas. Por otro lado, Moreno es una de los Ganadores EGOT, es decir, los artistas que han ganado Emmy, Grammy, Óscar y Tony, incluso ha ganado un Globo de Oro —precisamente por West Side Story— ¿Repetirá la hazaña con su nuevo papel en el remake de Spielberg?

En este sentido la nueva película de West Side Stoy se ha comprometido a erradicar el blanqueamiento, por ejemplo, para María, la protagonista, se fichó a Rachel Zegler, y esta tendencia se repite en el resto de los papeles latinos. Por su parte Tony, el enamorado de la banda rival, será interpretado por Ansel Elgort. En el reparto los acompañan Mike Faist, Ariana DeBose, Talia Ryder, Mike Faist, Corey Stoll y Brian d’Arcy James, entre muchos otros.

Steven Spielberg ha dicho de su nuevo largometraje y sobre la importancia del remake que: "Esta historia no es solo un producto de su tiempo, sino que ese tiempo ha regresado y lo ha hecho con una especie de furia social. Tenía muchas ganas de contar la experiencia puertorriqueña y nuyorican sobre la migración a este país y la lucha por ganarse la vida, tener hijos y luchar contra los obstáculos de la xenofobia y los prejuicios raciales." West Side Story se estrenará el próximo 18 de diciembre.