El tráfico de las plataformas de videojuegos ha crecido de manera exponencial en las últimas semanas gracias al coronavirus. Steam, por ejemplo, es uno de los servicios que está alcanzando cifras nunca antes vistas, pues la expansión de la pandemia ha generado que una gran cantidad de países ordenen el confinamiento. Por lo anterior, las personas están buscando actividades que los ayuden a sobrellevar el aislamiento en casa y jugar es una de las opciones más atractivas.

Steam ha dado a conocer que, ayer domingo, alcanzó los 7,25 millones de usuarios jugando, destrozando así su propio récord de enero con 7,2 millones. Además, durante el fin de semana también rompieron el récord de usuarios activos con 23,4 millones; la semana anterior habían llegado a los 22 millones. Es decir, esta es la tercera semana consecutiva en que la plataforma incrementa su actividad.

Afortunadamente, Steam no ha tenido problemas de conexión pese a la gran cantidad de jugadores simultáneos. Todo lo contrario ha ocurrido con Xbox Live y Nintendo Online, mismas que ya han sufrido diversas caídas a causa del aumento en tráfico. No obstante, los dirigidos por Game Newell realizarán cambios en las actualizaciones automáticas para evitar un posible colapso de la red, según dieron a conocer a través de un comunicado:

Para los juegos que no se han jugado recientemente, Steam ya ha programado actualizaciones para el próximo período de tiempo local fuera de las horas pico. A partir de esta semana, lanzaremos estas actualizaciones durante varios días más. Solo los juegos jugados en los últimos 3 días se actualizarán de forma inmediata. Como siempre, el juego comenzará a actualizarse inmediatamente si intentas jugarlo, y siempre podrás iniciar una actualización (o pausarla indefinidamente) a través del Administrador de descargas. También estamos buscando soluciones adicionales para ayudar por nuestra parte.

Valve no es la primera compañía de videojuegos que toma medidas en estos tiempos. La semana anterior, y a petición de diversos organismos gubernamentales, Sony anunció que disminuirá la velocidad de descargas de la PlayStation Store en Europa y Estados Unidos. Microsoft, por su parte, realizó ajustes temporales en algunas características de Xbox Live, como desactivar la subida de imágenes de perfil personalizadas o los fondos de comunidad.