Tras el impacto del coronavirus en la producción de China, son muchas las compañías tecnológicas que están lidiando con un obstáculo totalmente inesperado. Desde luego, la incertidumbre ha alcanzado a las consolas de videojuegos de próxima generación, la PlayStation 5 y Xbox Series, cuyo lanzamiento está programado para el último trimestre del año. Sin embargo, la pandemia ya ha generado dudas: ¿realmente Sony y Microsoft podrán cumplir su objetivo al pie de la letra?

En el caso de la consola japonesa, Sony finalmente se ha pronunciado al respecto para calmar las aguas. En primer lugar, reconocieron que el COVID-19 influirá en sus próximos resultados financieros, aunque por el momento no parece que sus planes para el futuro próximo se arruinen. Hablando específicamente sobre la PS5, un portavoz indicó (vía Bloomberg) que no anticipan "ningún impacto notable en el lanzamiento de la PlayStation 5 a finales de este año".

Si la postura de la empresa no es suficiente, George Sherman, CEO de la cadena de tiendas GameStop, aseguró que la PS5 y Xbox Series X no corren peligro de ver la luz en el último trimestre: "Continuaremos trabajando con los fabricantes de consolas a medida que se acerca el lanzamiento, pero en este momento no tenemos indicio de algún impacto en el lanzamiento de ambos productos o en las fechas de entrega, que se esperan a tiempo para las vacaciones de 2020".

Por su parte, Satya Nadella, CEO de Microsoft, fue más mesurado sobre la situación de la pandemia en una entrevista con CNBC: "Es probable que el coronavirus tenga un impacto importante a corto plazo en la entrega de ambos sistemas". Pese a lo anterior, replicó lo que muchos expertos y economistas han resaltado durante la semana en curso: China ya ha superado la etapa más complicada de la pandemia; las líneas de producción volverán a la normalidad pronto. Por esa razón ambas consolas se mantendrían a salvo.

Más allá del optimismo de los directivos, otro factor que deberán tener en cuenta será la crisis económica que casi con total seguridad nos dejará el coronavirus. Desafortunadamente, tanto la PlayStation 5 como la Xbox Series X deberán confrontar un panorama que nadie esperaba. Incluso aunque su lanzamiento esté garantizado para 2020, quizá no todos los mercados clave tengan la oportunidad de adquirirla en los primeros días. El precio de los productos influirá bastante.